Vergüenza - Taslima Nasrin

viernes, 29 de marzo de 2019


Título original: Lajja
Edición: Círculo de Lectores
Páginas: 318
País: Bangladesh
Tapa dura
Traducción: cedida por Ediciones B, S.A.
Biblioteca propia

Oficialmente es el cuarto y último libro para el reto del Marzo Asiático. Verdaderamente lo empecé en segundo lugar después de leer La buena tierra pero su contenido es tan fuerte que no se puede leer de una sentada sino que me ha llevado más tiempo. La autora nos narra la dura realidad social de la comunidad hindú en Bangladesh durante las represalias tomadas por los fundamentalistas islámicos tras la destrucción de la mezquita Babri en India, que se traducen en destrucción de templos hindúes, edificios de culto de gran valor histórico y viviendas familiares además de maltrato, saqueos y violaciones. Todo ello sin que las autoridades hagan nada por evitarlo.

La familia protagonista, los Datta compuestos por el padre, Sudhamoy, su esposa Kironmoyi y sus dos hijos Suranjon y Maya será testigo de los acontecimientos. Ninguno de ellos es demasiado practicante. El padre ha ejercido de médico y ve como sus pacientes van menguando a cada día, el hijo mayor vinculado a movimientos estudiantiles anti comunitaristas no cree que la situación vaya a peor mientras que la madre y la hija viven con preocupación lo que pueda traer el futuro.

A lo largo del libro encontramos numerosos ejemplos de violencia que se dan en todo el país por parte de fanáticos musulmanes contra familias hindúes. Fanáticos, integristas, oportunistas no necesariamente religiosos porque para la barbarie no es necesario tener una religión. No tienen freno por parte de las instituciones sino que desde diversas formaciones son alentados a atacar. Además se fuerza la huida de cientos de personas en dirección a otros países para escapar de la intolerancia religiosa.

La autora
Nacida en Mymensingh (Bangladesh) sufrió la persecución de los integristas musulmanes que llegaron a condenarla a muerte. Las autoridades la arrestaron por infringir el artículo 295 del Código Penal bengalí en el que se castiga los delitos de “blasfemia”. Por esto Taslima Nasrin tuvo que salir de Bangladesh. Firme defensora del feminismo es muy crítica con el fanatismo religioso y afirma que la política debe de dejar de basarse en la religión. Además de novelas escribe poesía.

4 comentarios:

  1. hola! podria gustarme, con La buena Tierra lo pase muy bien y me agrado, vere esta que es una lectura que habitualmente lea, pero siempre tengo en cuenta las recomendaciones, gracias! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Para mi ha sido una lectura muy diferente. Espero que te guste.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hola, hace mucho tiempo que lo leí y es impresionante lo que pasa y no nos lo cuentan en las noticias. Sientes como dice el título vergüenza al ver que nadie hace nada por evitarlo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lourdes
      Efectivamente, vergüenza es lo que uno siente después de haber leído la lista de atropellos que vivieron. En las noticias siempre dejan caer una o dos cosas por eso lo mejor es buscar directamente la fuente para entender lo que está sucediendo.
      Muchas gracias por tu comentario

      Eliminar