El diario de Edith - Patricia Highsmith

miércoles, 14 de noviembre de 2018


Título original: Edith’s Diary
Edición: Anagrama
Páginas: 381
País: Estados Unidos
Tapa blanda
Traducción: José Luis López Muñoz
Dónde lo compré: Letras y Tragos, Murcia

Edith y Brett Howland se trasladan a vivir a Pennsylvania a una pequeña ciudad llamada Brunswick Corner junto a su hijo Cliffie. Precisamente el chico tiene preocupada a su madre ya que no parece interesarse por las mismas cosas que los chicos de su edad aunque tampoco le da la mayor importancia, no todos los chicos son iguales pero a medida que Cliffie crece se va viendo que su futuro no se va a parecer en nada al que pensaban sus padres.
Brett escribe artículos para el periódico local al igual que Edith pero sus artículos apenas tienen aceptación ya que se consideran demasiado subversivos. La mujer encuentra una vía de escape escribiendo en su diario que guarda celosamente en su estudio.
La tranquila vida de los Howland da un pequeño giro cuando Brett lleva a vivir con ellos a su tío George que vive solo y últimamente la espalda le ha estado dando problemas. Para Edith no es agradable tener a ese hombre en casa suponiendo una fuente de continuas molestias pero la cosa empeorará cuando Brett le anuncie que está enamorado de otra mujer.

Siempre que leo a Patricia Highsmith me sorprendo con su facilidad para crear una atmósfera atrayente en cualquier escenario. En esta novela es radical porque se traslada a la vida familiar y doméstica de Edith. Los inconvenientes de tener a un enfermo en casa sumada a la marcha de su marido y el comportamiento cada vez más retraído de Cliffie hacen que busque una forma de desahogo en su diario llegando a escribir notas alejadas de la realidad con las que Edith poder digerir los disgustos. Los personajes centrales son ella y su hijo. Cliffie es un muchacho extraño, no tiene interés en los deportes ni en las chicas, es peor leer la versión de su niñez que la de adulto. Pero a diferencia de David Kelsey no lo aborreces.

Reto 100 Libros Nº 61

No hay comentarios:

Publicar un comentario