Picnic en Hanging Rock - Joan Lindsay

martes, 23 de octubre de 2018


Título original: Picnic at Hanging Rock
Edición: Impedimenta
Páginas: 307
País: Australia
Tapa blanda
Traducción: Pilar Adón
Ubicación: Biblioteca Regional de Murcia

Las ediciones de Impedimenta son de las más cuidadas que he leído nunca. Siempre las acompaña una introducción en este caso firmada por Miguel Cane. El colegio Appleyard para señoritas es un selecto establecimiento integrado en una solariega mansión en plena naturaleza australiana. La señora Appleyard dirige el colegio con mano de hierro controlando tanto las vidas de sus alumnas como las de sus profesoras. Su perfecto control se resquebraja cuando el día de San Valentín desaparecen cuatro de sus alumnas y una de las profesoras.

1900, para festejar San Valentín las alumnas del colegio Appleyard tienen permiso para disfrutar de una excursión a las cercanías de Hanging Rock, una formación volcánica de gran interés geológico. Miranda, Irma y Marion alumnas de último curso, piden permiso a mademoiselle de Poitiers para explorar un poco, al instante se les suma Edith, una chica bobalicona de primer año. Horas después inquietas por su tardanza comienzan a buscarlas. Es entonces cuando se descubre que falta también la profesora de matemáticas. Nadie puede dar razón de su paradero, tan solo el joven Michael Fitzhubert puede decir que las vio en las inmediaciones de la montaña. ¿Qué les pasó?

Leí esta novela a raíz de ver la miniserie que se estrenó este verano con Natalie Dormer interpretando a la señora Appleyard. La adaptación no se aleja mucho de la novela. Conocemos a las chicas por sus profesoras y compañeras en especial mademoiselle y la joven Sara que es muy amiga de Miranda. Todo el mundo coincide en que Miranda es una joven vivaz, muy hermosa y con gran talento. Irma es la heredera de un magnate y Marion tiene una procedencia cuestionable. Edith fue enviada por su madre al colegio con la esperanza de inculcarle los valores que toda señorita debe aprender antes de casarse.
Pasarán los días y nadie encuentra a las chicas. El pánico hace que los padres de las demás alumnas escriban al colegio cuando al cabo de una semana no se encuentre evidencia de las jóvenes.

Los personajes de Michael y Albert que tienen gran peso en la miniserie en la novela pasan a un segundo plano. Michael es un heredero que ha ido a casa de sus tíos a reconducirse, algo muy normal en la época cuando uno no daba la talla entre la clase dirigente, no sirves, te vas a las colonias y ya vuelves si eso con un contrato de trabajo o de matrimonio. Albert es un joven rudo que trabaja para sobrevivir. Tiene una hermana pequeña a la que no ve desde el orfanato.
Sara ha sido uno de los personajes más interesantes de la miniserie y lo poco que se deja ver en la novela. Por el contrario, la señorita Lumney está desaparecida en la novela y tiene un mayor desarrollo en la miniserie.

DESTRIPE NO APTO PARA QUIEN QUIERA LEER LA NOVELA
¿Te crees que Joan Lindsay te cuenta lo que pasa al final? Pues no. Te quedas con las ganas de saber qué pasó con Marion, Miranda y la profe de mates. Irma aparece echa un desastre y Edith volvió poco después al colegio. Pero en la miniserie tampoco te cuentan lo que pasó. Por mí como si Edith o Irma las mataron a todas o cayeron en una brecha y se mataron o las abdujeron extraterrestres o cayeron en una línea temporal o realidad paralela. No te cuenta nada. Igual que tampoco te cuenta porqué la Appleyard mata a Sara, en la miniserie al menos se sabe que la mata para que no cuente su secreto, que es una prófuga y se hace pasar por otra persona. Pero no te da razones de cómo va perdiendo la cabeza.

A pesar de esto la novela tuvo una legión de seguidores que teorizaban sobre el destino de Miranda y sus compañeras. En los años setenta se hizo una película.


La autora
Su nombre completo era Joan Beckett Weigall nacida el 16 de noviembre de 1896 en St Kilda East, Victoria, Australia. Estudió pintura en la Galería Nacional y en la Victoria Art School de Melbourne. Expuso sus obras en dos exposiciones de la ciudad y en la Victorian Artist Society. Se casó con Daryl Lindsay perteneciente a una familia de escritores y artistas. Ambos alcanzaron un estatuto superior cuando él fue nombrado caballero imperial en 1956. No tuvieron hijos, Joan Lindsay falleció en Melbourne el 23 de diciembre de 1984.

Otras obras: Tiempo sin relojes, Facts Soft and Hard.

Reto 100 Libros Nº 51

4 comentarios:

  1. Hola!tenemos mucho interés en poder leer el libro o ver la película. Somos de argentina y a veces se tarda en conseguirlos!gracias por la reseña.saludosbuhos y te esperamos de vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Espero que podáis leerlo pronto y que os guste la adaptación :)
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. Hola! Gracias por la reseña, muy muy muy interesante, intentaré hacerme con él.

    Besos

    ResponderEliminar