La dama de blanco - Wilkie Collins

martes, 16 de octubre de 2018


Título original: The Woman in White
Edición: El País Serie Negra
Páginas: 709
País: Reino Unido
Tapa blanda
Traducción: Maruja Gómez Segalés
Colección propia

Walter Hartright, un joven profesor de dibujo recibe la oportunidad de adiestrar a una joven dama que vive en el campo con su aristocrático tío. Poco antes de comenzar su viaje da un paseo por los alrededores del Londres decimonónico y se topa con una mujer vestida enteramente de blanco. La escena tiene su punto sobrenatural. Una mujer joven aparecida de la nada en una encrucijada de caminos donde la mitología nos dice que es en las encrucijadas donde se aparecen ánimas, hadas o demonios. Esta misteriosa mujer pregunta por el camino de Londres, es evidente que tiene miedo y poco después de que Walter la ayude a conseguir un coche aparecen dos tipos que la persiguen. De momento el misterio se queda ahí mientras que Walter acude a casa de Frederick Fairlie que vive rodeado de su colección de arte y no recibe a nadie por miedo a perturbar su delicada salud. En la casa además viven su sobrina, la bella Laura y Marian la perspicaz hermanastra de esta.
Entre Laura y Walter surge el amor pero la chica está prometida en matrimonio a Sir Percival Glyde que aspira más al dinero que al amor de Laura. Lo que empieza como una historia de amor destinado a la tragedia se ve envuelto en el misterio de la dama de blanco por que sí, la dama de blanco reaparece muy cerca de los Fairlie para trastocar las vidas de todos.

Me lo he pasado muy bien este verano leyendo esta novela. Es uno de esos títulos clásicos que se mantienen en  buena forma. Es muy victoriano con su misterio, el amor desgraciado, herencias, la hermana fiel y malvados muy malos y tramposos. Hay que destacar a Fosco que es un personaje redondo, el barón Fairlie es un calco del padre de Emma Woodhouse, un hipocondríaco con enfermedades imaginarias que más vale dejar solo para que aprenda a valerse por sí mismo. Marian y Laura son muy diferentes la una de la otra. Marian es directa y no se priva al hacer preguntas mientras que Laura es una flor delicada, la chica que debe ser salvada. Walter no es el héroe al uso, es un profesor de dibujo, no un conde o duque heredero de muchos miles de libras, es un hombre que a pesar de mantener buena posición necesita trabajar. Supongo que el autor se esforzó en mostrar a Percival como un ser cutre y le quedó de maravilla.


El autor
William Wilkie Collins nació en Londres en 1824 Educado en un ambiente intelectual y artístico. Escribió unas veintisiete novelas, más de sesenta relatos y al menos 14 obras de teatro. Se considera que es uno de los creadores del género policíaco debido a sus tramas que incluían misterio y suspense. Su padre fue el conocido pintor paisajista William Collins. Tuvo amistad con Charles Dickens. Murió el 23 de septiembre de 1889.
Otras de sus obras son: La piedra lunar o Armadale.

Reto 100 Libros Nº 50

2 comentarios:

  1. Tengo un montón de ganas de leer esta novela. Me la han recomendado mil veces y me apetece mucho. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa.
      Pues ya van mil una porque te va a gustar (o eso espero) jeje
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar