El delantero centro fue asesinado al atardecer - Manuel Vázquez Montalbán

sábado, 30 de junio de 2018


Editorial: Planeta

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que leí a Vázquez Montalbán, más de un año desde Los pájaros de Bangkok. Esta novela la saqué de la Biblioteca Regional atraído por el título principalmente. Con las novelas de Carvalho no sigo continuidad ya que empecé por la séptima (La rosa de Alejandría) y luego cogí la sexta en la Feria del Libro de Ocasión de Murcia.
Es una novela corta que más que misterio contiene grandes dosis de pensamiento pesimista revelando unos personajes guiados por sus dramas y ambiciones, la lucha por sobrevivir de Carvalho, Charo, Biscuter, Bromuro a los que ya conocía de las anteriores novelas.

Unos extraños anónimos amenazan al delantero centro y se sospecha que Jack Mortimer, el nuevo fichaje del club está en peligro. Se pide a Carvalho que investigue discretamente por si acaso aunque desde la directiva no le dan mucha importancia a lo que parece la amenaza de un loco. Los anónimos están compuestos de una forma peculiar que llama la atención de Camps, relaciones públicas del club y del inspector Lifante. Carvalho no se siente cómodo con el trabajo y pide a Bromuro que intente enterarse de algo en los bajos fondos. Bromuro es un testigo viviente de la posguerra en Barcelona y es consciente del paso del tiempo. Algo en lo que incide mucho Vázquez Montalbán son los cambios ya que la novela se ambienta en 1989 cuando se estaban dando los pasos para adquirir terrenos para la construcción de la Villa Olímpica para Barcelona 92. La novela como es evidente trata el tema futbolístico y pone como ejemplo al club de Jack Mortimer, equipo de primera división junto a un equipo de segunda, el Centellas, un equipo de barrio con pésimas esperanzas para remontar la temporada. Este equipo ficha a una antigua gloria, Alberto Palacín, un hombre que tras una lesión ha intentado sobrevivir jugando en el extranjero. La diferencia es abismal. Un club rico siempre ante las cámaras y un club venido a menos con el que especular los ricachos.

Cada personaje tiene su propio mundo de desgracias personales. La dueña de una pensión que recuerda los viejos tiempos, una joven prostituta que intenta conseguir dinero para chutarse con su chulo, el dueño del club que amansa dinero, el relaciones públicas pijo y literato, el joven Mortimer estrella del momento y Palacín a quien todos les gusta recordarle que está acabado. Con la llegada de las olimpiadas Barcelona sufrió un cambio enorme y mucha gente se enriqueció con la especulación inmobiliaria, ya en el 89 Carvalho podía ver como la ciudad había cambiado y que el futuro se presentaba más negro con el negocio futbolístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario