Una habitación propia de Virginia Woolf

martes, 9 de enero de 2018


Título original: A room of one’s own.
Autora: Virginia Woolf.
Editorial: Austral.

Después de leer A Virginia le gustaba Vita tuve el empujón que necesitaba para empezar en serio a leer a esta autora. Ya hace tiempo leí La señora Dalloway pero no la disfruté mucho por meterme a ciegas en su lectura, sin conocer a la autora. Por el contrario, Una habitación propia, más corto que la mencionada, me ha hecho comprender mejor la lectura y también ha ayudado el haber cursado una asignatura de mi carrera que se llama Género e Historia. Virginia Woolf reflexiona sobre el por qué las mujeres de siglos anteriores no habían producido ninguna obra escrita. La respuesta es sencilla, escribir no era cosa de mujeres. En el siglo XVI por ejemplo, era impensable que una mujer escribiera. Su misión en la vida era casarse y tener hijos. Tanto si era de la alta sociedad como de la baja. La mujer que no se casaba tenía un problema grave, sobre todo si no contaba con recursos económicos y debía trabajar para sobrevivir mientras que una mujer con dichos recursos estaría en el blanco de las murmuraciones por no casarse y es apartada.

Para poder escribir se necesita un cuarto propio pero también se necesita independencia económica. La propia Virginia tuvo suerte en este aspecto y pudo dedicarse a escribir y pensar tanto en las mujeres de su tiempo como en las anteriores. Podemos decir que ella tuvo además el privilegio de que su marido, Leopold Woolf, compartiera sus inquietudes literarias aparte de las sociales. De no haber sido de esta forma no tendríamos las obras de esta genial mujer. Y mirad que a pesar de haber vivido en un ambiente intelectual, las mujeres a principios del siglo XX seguían condicionadas a la hora de sentarse a escribir. Señaladas por hombres que se burlaban de sus inquietudes y menospreciaban su trabajo. A día de hoy sigue siendo así en muchos aspectos aunque en el mercado aparecen cientos de autoras.

A pesar de ser corto es muy intenso y lleno de ideas muy interesantes. Una gran lectura para empezar el año y con la que inauguro el reto de los cien libros. ¿Vosotros también la conocéis?

Reto 100 Libros Nº 1

2 comentarios:

  1. Pues igual cuando me anime a leer a Woolf, puede que empiece con este libro, pero no me fío mucho de las ediciones en español porque suelen estar traducidas por Borges y este lo hizo como le salió de por ahí.

    Este libro, por lo que dices, según los que están en contra de las iniciativas de leer autoras, igual les vendría bien este libro, pero sería poder leerlo yo y confirmarlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Pienso que es bueno para comenzar con ella dada mi experiencia XD. La traducción de mi ejemplar es de Laura Pujol osea que habrá cumplido con su deber.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar