Romeo y Julieta de William Shakespeare

sábado, 9 de diciembre de 2017

Quizás la obra más conocida de todo su repertorio a pesar de que las hay muchísimo mejores. Mi edición forma parte de la colección de los cien clásicos del milenio que se podía adquirir en 1999 comprando el periódico El Mundo. Digo que habiendo obras mejores como Macbeth u Otelo pusieron esta. Se nota el cariño que le tengo.


Romeo y Julieta pertenecen a dos familias que se odian, Capuleto y Montesco. Ellos se enamoran locamente y están más que dispuestos a luchar por este amor que no conoce de odios y rencillas sino el más puro amor juvenil que todo lo puede. Romeo y Julieta están dispuestos a pasar por encima de sus familias, aunque para ello tengan que morir. A grandes rasgos es un resumen sin muchos destripes. No me gustó para nada. Siempre esperé que al leerla encontrase ese romanticismo que ha enamorado a tanta gente a lo largo de siglos pero no lo he encontrado.

Primero que tanto Romeo como Julieta son dos niños, no son ni adolescentes. Esa trama que podría haber sido mucho más se pierde con tanto diálogo cursi, esos padres, esos amigos. Me dio todo igual. La muerte del amigo, la muerte de los protas, los llantos, menudo aburrimiento. De Shakespeare las hay muchísimo mejores. Seguro que hasta la menos graciosa es mejor y todo.


Yo no soy experto en teatro ni estudioso de la figura de Shakespeare. Solo me he dedicado a leer obras que encontraréis en el blog y el medio resumen que hice de su vida, nada más. Que no me las doy de listillo cuando me pongo en plan hater pero a uno le gusta ser sincero cuando aborrece una cosa y por ser un clásico universal no hay por qué reverenciarlo. Que fue un despropósito. No lo leáis. Id por las otras porque esta tragedia es un espanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario