La piedra de las lágrimas de Terry Goodkind

martes, 5 de diciembre de 2017

Continuamos con la saga de La espada de la Verdad, tercer volumen. Mismo formato que los anteriores, edición de Timunmas  publicado en 2002 y con el título original Stone of tears.


Después de derrotar a Rahl el Oscuro, Richard y Kahlan vuelven con la gente barro para entregar al pequeño Sidin a sus padres. Nuestra pareja protagonista piensa que ahora todo irá bien y podrán hacer su vida juntos como desean sin imaginar que nuevas fuerzas se alinean en su contra. Primero unos persistentes dolores de cabeza no dan tregua a Richard y poco después la llegada de tres extrañas mujeres pondrán en riesgo su tranquilidad al revelarle que son Hermanas de la Luz y han estado buscándole para llevarlo al Palacio de los Profetas donde aprenderá todo lo necesario para controlar el don que posee. Richard se niega a acompañarlas a pesar de las pruebas que ellas le muestran sobre sus habilidades. Por otro lado Zedd permanece en el Palacio del Pueblo donde una bestia llegada del inframundo ha causado numerosos muertos y heridos. La aparición de la joven Jebra y su misteriosa joya junto con sus enigmáticas profecías le llevan a descubrir que el velo que separa el inframundo del mundo de los vivos se ha rasgado y que el Custodio puede escapar en cualquier momento.

Con esta tercera parte llegan las enemigas más interesantes que Richard debe enfrentar, las Hermanas de la Oscuridad. En la serie las Hermanas de la Luz son representadas por una multitud de mujeres vestidas de rojo comandadas por la Prelada que custodiaban las profecías que afectaban al destino del Buscador. En la novela lógicamente tienen más responsabilidades ya que el Palacio de los Profetas se encuentra en una zona alejada del mundo conocido donde se forman los jóvenes magos. Es en este lugar donde las hermanas de la oscuridad o de las tinieblas forjan alianzas para servir al Custodio. Si habéis visto la serie sabéis que Nicci era una de ellas. En esta novela Nicci no aparece y creo que en el cuarto libro tampoco aparecía que fue donde me quedé hace años. Una de mis favoritas es la hermana Verna, una mujer que ha dedicado toda su vida al servicio del Creador y de sus deberes como hermana. Con ella encontramos información sobre el adiestramiento de un mago, qué es el han o por qué muestra tanto desprecio por aquellos que no creen en el Creador. Encontramos de nuevo a Chase, Rachel y la gente barro y la dragona Escarlata. La relación entre el Buscador y la Madre Confesora sufre un revés ya que será difícil de superar y más después de que Richard le revele a Kahlan cómo fue su entrenamiento con Deena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario