El Rey Lear de William Shakespeare

sábado, 9 de diciembre de 2017

Escrita entre 1605 y 1606. Forma parte de la edición de 1983 de Mundo Actual de Ediciones que incluye en el mismo volumen Otelo, Julio César y Coriolano.


El rey Lear nota el peso de los años y decide dividir su reino entre sus tres hijas Goneril, Regan y Cordelia según el afecto que estas le profesan. Las dos primeras no dudan en adular al padre mientras que la pequeña afirma que le ama porque así lo dicta su deber como hija. Enfurecido con ella, Lear la expulsa del reino y entrega este a sus dos hijas mayores. Muy pronto Goneril y Regan reniegan de los acuerdos llegados con su padre y lo expulsan de su castillo. El rey enloquece y vaga por los bosques acompañado por su bufón.

Es otra de mis tragedias favoritas. El drama está asegurado ya que mientras Goneril y Regan echan a su padre, Cordelia es acogida por el rey de Francia que le muestra su apoyo incondicional. Por otro lado aparecía el conde de Gloucester acoge al rey Lear pero su hijo bastardo Edmundo se pone de parte de las hermanas. Edgardo, hijo legítimo del conde. En medio de la red de envidias y locura se gesta la lucha por recuperar el trono. Como mujeres fatales me gustaron mucho Regan y Goneril, ambiciosas y malas como ellas solas. Cordelia era el contrapunto, la hermana buena y leal. Edmundo y Edgardo eran otro contrapunto, el primero, bastardo celoso que se sabe de qué pie cojea y el otro bueno y melodramático. Mi favorito desde luego es el rey, su ingenuidad y posterior descenso a los infiernos es magnífico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario