Plegarias en la noche de Dennis Lehane

lunes, 9 de octubre de 2017

Quinta entrega de los casos de Kenzie y Gennaro. Creo que hasta nuevo aviso sólo hay seis novelas de esta saga no sé si Lehane publicará más en el futuro. Era la que me faltaba leer y fui a buscarla a la Biblioteca Regional como ya hice con otras dos de sus novelas que podéis ver lo que me parecieron siguiendo los enlaces de abajo si queréis.


Tras la dramática resolución del caso en Desapareció una noche, Patrick y Angela han separado sus caminos. Patrick continúa como investigador privado y buscando a prófugos que se han saltado la condicional mientras que Angela trabaja para una empresa de seguridad. Patrick recibe la visita de Karen, una chica feliz que sufre el acoso de un tipo del gimnasio y necesita librarse de él. Patrick y Bubba “convencen” al acosador y todo parece quedar resuelto hasta que seis meses más tarde Karen se arroja al vacío. Patrick se entera de que su vida en esos últimos meses ha sufrido un revés tras otro y tanta desgracia hace sospechar al detective de que hay juego sucio.


En esta ocasión Patrick y Angela se enfrentan a un controlador, un experto en psicología que ataca con ferocidad y sin compasión. Su enemigo es alguien que lo puede todo, sabe todo de la vida de su víctima, sus debilidades y deseos, dónde vive, dónde trabaja, familia, amigos… es un sádico, disfruta provocando dolor. Es quizás el enemigo más fuerte al que se han enfrentado en cuanto a control y estrategia mientras que en anteriores casos han lidiado con asesinos, violadores, narcotraficantes… El estilo no se aleja de lo habitual, Lehane no duda en hacer a sus personajes auténticos malvados aparte de usar las descripciones más duras pero también continúa la evolución de Patrick y Angela con puntos humorísticos. Bubba sigue aportando la nota de humor a pesar de que es el personaje más peligroso creado por el autor, un personaje que puede gustar pero que no deja de estar al otro lado de la frontera legal. Sigue siendo ficticio pero a uno no le gustaría encontrárselo o que lo busquen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario