La coartada perfecta de Patricia Highsmith

jueves, 10 de agosto de 2017

Tengo desde hace años este librito con cinco relatos que vino con una colección del periódico La Verdad allá por 1993. Entonces estaba la CAM que lo medio patrocinaba, ese banco fue absorbido por el Sabadell no hace mucho. Los cinco relatos son perfectos en sí mismos, cinco historias distintas, motivos para asesinar distintos y cinco asesinos con una historia por detrás.


La coartada perfecta: Howard lo tiene todo preparado para asesinar a George y liberar a Mary de su férreo control. Al fin y al cabo George no es nadie para decirle a Mary lo que debe hacer, con quien debe verse, a quien debe amar… Howard dispara mezclado entre la multitud y nadie repara en él mientras se desliza cuidadosamente entre los sorprendidos viandantes que observan el cadáver. Ahora debe deshacerse de las pruebas pero muy pronto empiezan los problemas.

No puedes confiar en nadie: Claude ha decidido asesinar a Lola, su ex. Tiene un plan perfecto, la matará y dejará que la policía crea culpable a un aspirante a actor que solía visitar a Lola. Una vez cometido el crimen Claude solo tiene que esperar tranquilamente a que el cuerpo sea descubierto. Sin embargo, pasan los días y nadie repara en la desaparición de Lola.

Variaciones sobre un juego: Penn se ha enamorado de Ginnie y que el amor es recíproco pero ella está casada con David, un escritor de ciencia ficción y no quiere destruir un matrimonio de manera que ha decidido marcharse. Cuando le dice a David que quiere volar solo, este le revela que sabe lo suyo con Ginnie.

La seguridad en el número: Joel, Laura y Mary jamás podrán perdonar a su tiránico padre por la vida que les prodigó mientras vivieron con él y su madre. Los tres han trazado un plan para que Gordon muera de manera accidental y librarse de su presencia para siempre.

Maquinaciones: desde su dormitorio, Olivia escucha un fuerte estruendo y al bajar al sótano descubre que su marido se ha precipitado escaleras abajo. Todo parece un horrible accidente. Un accidente artísticamente preparado por Olivia y su amante, Stephen. Poco después la pareja que se ha “conocido” en un crucero se instala en la casa.

Los cinco son perfectos, brillantes, fue mi primer contacto con Patricia Highsmith y desde entonces siempre suelo leerlo un par de veces por año. Mi favorito es Maquinaciones, cómo una pareja de asesinos se deja envolver en la sospecha de lo que han hecho y se puede volver contra ellos. Cada asesinato tiene una motivación diferente. Howard en La coartada perfecta quiere ver libre a la mujer que ama. Claude se siente humillado por la actitud de su ex. Los tres hermanos odian al padre y Penn hace un terrible descubrimiento. Precisamente Variaciones sobre un juego y La seguridad en el número son diferentes porque los tres hermanos no tienen una motivación económica o romántica sino el odio por su padre mientras que Penn descubre que el amor puede ser perverso y dañino. Lo genial de estos relatos es que ninguno de los asesinos puede estar seguro de salirse con la suya. Howard es un imprudente, Claude impaciente y Olivia y Stephen recelosos. Os habréis fijado que no menciono a los hermanos o a Penn, el caso de Penn tiene una variable al enfrentarse a una pareja bastante disfuncional bajo una apariencia de felicidad. En cuanto a Joel, Laura y Mary demuestran lo poco que les importaba su padre cuando llega la hora del funeral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario