Película-Libro IV. El médico

martes, 25 de julio de 2017



Esta entrada contiene numerosos y jugosos spoilers tanto de la película como de la novela. El que avisa no es traidor.

Ficha técnica
Título: El médico (Der medicus)
Director: Philip Stölzl
Producción: Wolf Bauer, Nico Hoffman
Guión: Philip Stölzl, Simon Block, Christoph Müller, Jan Berger
Basada en la novela de Noah Gordon, El médico
Música: Ingo Ludwig Frenzel
Fotografía: Hagen Bogdanski
Montaje: Sven Budelmann
Protagonistas: Tom Payne, Emma Rigby, Stellan Skarsgard, Ben Kingsley
País: Alemania
Año: 2013
Género: Aventuras
Duración: 180 min (versión extendida), 150 min.
Idioma: Inglés

Esta película la vimos en clase de Historia Medieval para que sirviera de ejemplo de cine histórico. Es la adaptación de la novela de Noah Gordon que solo se parece en que salen Rob Cole, Barber, Ibn Sina y el sha Ala-al-Dawla y para de contar. Todo el mundo entiende, yo el primero, en que una novela de más de quinientas páginas no puede tener una adaptación completa. Soy el primero en decirlo y el primero en disculpar las licencias que se meten siempre y cuando tengan que ver con la trama o los errores o cambios que se hacen. Pero lo que uno no entiende es por qué cogen este éxito de Noah Gordon tan bien escrito y documentado para hacer lo que hicieron en la película.

Lo primero es que me ponen a Rob de minero. Sí, en la vieja Inglaterra los niños pobres sobrevivían como podían y estaban en condiciones de esclavitud pero coño, en la novela Rob vive con sus padres en una casa de Londres y es su padre el que trabaja duramente. En la película la madre de Rob muere de apendicitis y en el libro fue por un parto mal esterilizado porque vino a dar a luz en un montón de mierda y la partera estaba mugrienta. Es un cambio que no pasa nada, por darle un poco de “vida” a la película. El viaje con Barber es totalmente inventado, han hecho de este personaje un ser patético que vende amuletos y cosas milagrosas cuando en la novela Barber vendía su panacea universal y así ganaba unas monedas más aparte de entablillar huesos, sacar muelas y hacer el espectáculo de malabares y trucos de magia con ayuda de Rob.
Rob dice de irse a Persia después de hablar con un médico judío que cura las cataratas de Barber. El muchacho siente deseos de aprender medicina y ser más que cirujano barbero. De golpe y porrazo Rob ha viajado meses en un barco, aunque por su aspecto parece que ha pasado un año en galeras cuando en el libro Rob recorre Europa hasta Constantinopla describiéndolo todo con los ojos de Rob y luego se une a la caravana que va a Ispahán. Es en esta caravana donde el Rob de la película conoce a una muchacha judía que viene de España. Sí de la puta España. En el siglo XI la Península Ibérica no se llamaba España sino que estaba bajo la dominación árabe y era Al-Andalus no España, no había una concienciación de España como país entonces. Los reinos cristianos estaban más ocupados en sus luchas internas que en "reconquistar" territorio. Además te lo dicen tal cual. Mira, esta es mi esposa, es española. ¿Qué pasa que Mary Cullen no era lo suficientemente exótica para la película? Emma Rigby bastante tuvo con defender su papel, pero esta es una de las cosas que a un lector no le gustan. No puedes llamar a una película adaptación de la novela si te lo inventas todo.

(Joder a mi no me dijeron nada de España, adiós clases de historia)

La parte de Ibn Sina ha estado bien. Ben Kingsley lo hace de puta madre igual que Olivier Martínez siendo el sha pero me cambian lo de Mirdim y Karim por dos muchachos que salen poco y mal y encima se cargan a Karim con la epidemia de peste que llevan los seljucidas a Ispahán cuando la epidemia tiene que ver con un brote bastante virulento que llegó a la ciudad después de asolar otros territorios. Y para rematar al sha no le da apendicitis sino que muere al querer pelear en combate singular contra los invasores y Rob no es que se marche de vuelta a Londres donde es aceptado como médico prodigioso y vive en paz con su esposa española sino que va a Londres y tiene que salir por patas para irse corriendo a Escocia porque los otros médicos se lo quieren quitar de en medio.

Como cine histórico tiene el puntillo de juntar las tres religiones aunque en Persia la oficial era el islam seguida de la judía en menor medida. Rob representa el cristianismo ya que se hace pasar por judío y señalan algunas cosas, no todas las que aprendió en la novela. También hacen referencia al zoroastrismo. Pero lo demás inventado. A esto no se le puede llamar adaptación porque lo que hace es poner el nombre del libro, usar personajes y fin.

6 comentarios:

  1. Holaaa
    A mi el libro me enamoró, es uno de mis libros favoritos y por eso nunca he visto la peli. Y viendo esta entrada....no creo que lo haga.
    Un besitooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandry.
      Harás bien en no verla porque da bastante cosica. Ya no solo por la "adaptación" que hacen sino saltándose el contexto histórico.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Pues tienes razón, Adol, no he visto la peli y hace muchos años que leí el libro, pero una cosa es adaptar más o menos un libro de 500 páginas y otra es... esto. Algunas pelis americanas sufren estos delirios históricos tan flipantes como la esposa española XD En "Gladiator" la historiadora que asesoraba a los guionistas de la peli exigió que no pusieran su nombre en los créditos porque se estaban saltando todas su correcciones a la torera (la más bestia que el prota fuese general romano sin haber pisado jamás Roma). Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica.
      Es que vale que te permitas alguna licencia siendo una adaptación pero me cogen el contexto histórico y le dan la vuelta pues no mola. Yo me quedé muerto cuando decía el tío que su mujer venía de España. En el libro mencionan Toledo pero Noah Gordon tuvo la delicadeza de no escribir una burrada. La película no la recomiendo en absoluto pero sí que sirve para enumerar los errores que cometen los cineastas y guionistas. Comprendo perfectamente a la historiadora de Gladiator, yo tampoco querría que ni nombre se relacionase.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Yo recuerdo que cuando en clase la pintaban como una buena película histórica yo estaba en plan WTF? que yo me he leído el libro y vi algo de la peli y la dejé porque era un despropósito. Con lo poco que cuesta decir que es una adaptación libre, leñe.

    Ahora, quien no tenga ni idea del libro (y de Historia en general) y se la ponga, pues igual se entretiene un ratico, pero gente como nosotros... yo la tiraría por la ventana, con lo maravilloso que es el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      De no existir el libro habría gente que viera esta película y pasaría un buen rato. Eso sin tener nociones de Historia. Como estudiante y haber visto historia medieval del siglo XI aparte de haber leído la novela me pone entre los haters jajaja.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar