Cien años de soledad de Gabriel García Márquez

viernes, 27 de enero de 2017

He aquí la primera reseña oficial de 2017. Como ya iré avisando en las próximas reseñas, hay libros que comencé en diciembre, incluso antes, que no había podido terminar. Pero mientras los voy acabando tengo que comenzar con las lecturas de este año y no podía dejar pasar más tiempo para leer esta grandísima obra de Gabriel García Márquez, muy recomendada por mi entorno. Cien años de soledad no es para leerla del tirón, uno tiene que tomarse su tiempo para ir calando el estilo personal del autor. Tampoco habría que leerla en primer lugar ya que puede asustar bastante este tipo de narrar, es recomendable leerla después de haber probado otros títulos. En mi caso fueron Relato de un náufrago, El amor en los tiempos del cólera y Crónica de una muerte anunciada. Ninguno de ellos está reseñado aquí, en especial el último que tendré que releer porque fue la última lectura de 2015.


Nos situamos en Macondo, una población fundada por los Buendía y un grupo de emprendedores que durante años permanece aislada del mundo hasta que este irrumpe en sus vidas llevando avances y nuevos visitantes. José Arcadio Buendía es el patriarca de esta famosa y extensa familia, un hombre con grandes ideas que buscan el progreso pero que suelen ser demasiado costosas para su bolsillo. Úrsula, la matriarca y principal pilar de la familia es testigo de cómo su familia evoluciona viviendo con el temor constante de encontrar entre sus descendientes un vástago con cola de cerdo fruto del incesto. Si por algo se caracteriza esta singular historia es por la cantidad de veces que se repiten nombres como Aureliano, José o Amaranta a pesar de que se intentan poner nombres nuevos pero siempre se encuentra la forma de seguir en los orígenes. Cada personaje es único, todos tienen una personalidad propia como la de Aureliano, siempre metido de lleno en sus propios pensamientos y que acabaría protagonizando varios golpes de estado contra el gobierno de la nación. Amaranta, enfrentada con su hermana Rebeca en el amor y tejiendo una mortaja interminable. Aureliano Segundo y su gusto por las fiestas y el buen comer, su matrimonio con la aristocrática Fernanda, sus infidelidades con Petra Cotes. José Arcadio, el enorme hermano de Aureliano y Amaranta que regresa a Macondo cubierto de tatuajes de los pies a la cabeza. Melquiades y su interés por las diversas ramas del saber. Pilar Ternera que fue la primera mujer en las vidas de Aureliano y su hermano y madre de sus hijos. Amaranta Úrsula y su amor prohibido por otro Aureliano más. La trágica historia de Meme y el castigo que le impone Fernanda por haber amado. La fantástica historia de Remedios la bella cuya belleza era la perdición de todo hombre que osara mirarla.

Solo tengo elogios para la novela me lo he pasado muy bien leyéndola e imaginando a sus personajes. Se ha ganado un puesto de honor. El problema a la hora de hacer esta reseña es qué cuento sin desvelar mucho de la trama para no chafarle a nadie la lectura porque son tantas las cosas que decir.


El autor
Gabriel José de la Concordia García Márquez nació en Aracataca, Colombia, el seis de marzo de 1927 y murió en Ciudad de México el diecisiete de abril de 2014. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1982. Fue periodista y escritor siendo galardonado con varios premios entre ellos además del Nobel, la Condecoración Águila Azteca en México (1982) o el Premio Jorge Dimitrov por la Paz (1979).

Obras
La hojarasca 1955
El coronel no tiene quien le escriba 1961
La mala hora 1962 Premio de la Novela ESSO.
Cien años de soledad 1967 Premio Rómulo Gallegos (1972)
El otoño del patriarca 1975
Crónica de una muerte anunciada 1981
El amor en los tiempos del cólera 1985
El general en su laberinto 1989
Del amor y otros demonios 1994
Memorias de mis putas tristes 2004

Cuentos
Los funerales de la Mamá Grande 1962
La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada 1972
Ojos de perro azul 1972
Doce cuentos peregrinos 1992

Reportajes
Relato de un náufrago 1970
La aventura de Miguel Litín clandestino en Chile 1986
Noticia de un secuestro 1996

Memorias
Vivir para contarla 2002

Dicen que estás muerta de María Zaragoza

miércoles, 25 de enero de 2017

Esta es otra de las novelas que comencé en diciembre y no había podido terminar hasta hace unos días. Enero es el mes de pesadilla para los universitarios de toda condición, imaginaréis por qué no ha habido actividad en este espacio desde la reseña de Emma. Para empezar, esta novela me la prestó mi colega Isidro de El blog de las series americanas. Me dijo que me podría gustar y decidí hacerle caso puesto que no conocía a la autora y ya en la sinopsis de la novela se puede leer que es una historia disfrazada de novela negra, es decir, nos cuenta una historia narrada de manera diferente.


En las calles de Madrid aparece brutalmente apuñalada una mujer joven vestida de forma extraña. Nadie sabía qué estaba haciendo Luján Menéndez en aquella zona y a esa hora. El arma utilizada es un cuchillo de mesa robado de un restaurante. Arranca la investigación pero aquí los grandes protagonistas son aquellos que conocieron en vida a Luján. No es una investigación criminal al uso. Encontramos los demonios ocultos de unos personajes que recuerdan a la víctima, que la amaron, que la odiaron. Es un retrato de una mujer que a veces vivía al límite, con numerosas caras, con coqueteos con las drogas y sobre todo, solitaria.

Si tuviera que puntuar del uno al diez esta novela me quedaría en el cinco ya que no es una novela que me haya terminado de gustar pero tampoco es que odie. Es diferente, me explico.

Arriba ya he dicho que en la sinopsis se nos avisa de que es una novela disfrazada de novela negra, tenemos nuestra víctima, tenemos nuestro asesino y tenemos nuestros sospechosos. Solo que tenemos el punto de vista de estos últimos y no de un investigador profesional. Son estas últimas personas que tuvieron contacto con Luján Menéndez quienes hablan de ella tal y como la conocieron. Los hay que no la conocían en absoluto, hay una amiga, un ex novio, una chica con problemas de empatía y un grandullón con una horrenda sospecha. Aparecen también quienes descubrieron el cadáver de Luján en la calle pero que no tenían nada que ver con ella. Son tres personajes que la verdad yo quitaría de la trama porque se encuentran en otro plano. A favor de Dicen que estás muerta hay que decir que tiene un planteamiento muy original, tiene unos personajes muy profundos pero que a veces se encuentra exceso de negatividad. En contra hay que decir que si este tipo de historias no son tu estilo, huye porque es una lectura que no vas a disfrutar, no se puede recomendar a alguien que no soporte personajes con peso de culpa, remordimientos y obsesiones.

Lo dicho, ni la condeno ni la corono. Es una de esas novelas que tienen un punto distinto.


La autora
María Zaragoza Hidalgo nació en Campo de Criptana en 1982 es autora no solamente de novelas sino de relatos cortos y poesía. Participa en blogs literarios como Pájaros a punto de volar o Gaceta editorial.

Sus novelas
Amores que matan (2002)
Realidades de humo (2207)
Tiempos gemelos (2008)
Dicen que estás muerta (2010) Premio Ateneo Joven de Sevilla
Los alemanes se vuelan la cabeza por amor (2011) Premio Ateneo Ciudad de Valladolid.
Constanza Barbazul (2013)
Avenida de la Luz (2015)

Emma de Jane Austen

jueves, 12 de enero de 2017

Como venía diciendo ayer en Twitter, después de un buen descanso es hora de volver y traeros mi opinión sobre mis nuevas lecturas. Esta novela la terminé en diciembre por lo que no inaugura el año. Ya son tres novelas que he leído de Jane Austen y de nuevo he terminado encantado con la lectura pero esta novela tiene algo distinto y es que a diferencia de las otras dos novelas que he leído, en esta ocasión, la protagonista no me ha gustado. Es más, me cae fatal.


Emma Woodhouse es una jovencita que se encuentra en la cúspide de la “sociedad” de la pequeña población de Highbury donde la vida es apacible pero muy aburrida. Ella vive a solas con su padre, un amable caballero aquejado de continuos males y caprichos. Su hermana mayor está casada y vive en Londres con su familia siendo siempre objeto de nostalgia por su padre pero a la vez objeto de molestias y preocupaciones cuando acude de visita. El círculo social de los Woodhouse se compone por la "pobre señorita Taylor", antigua institutriz de Emma ahora casada con el señor Weston, la señora Bates y su parlanchina hija, el señor Knightley, cuñado de Emma, el señor Elton que es el nuevo vicario y Harriet Smith, una joven de baja posición pero protegida de la señorita Woodhouse.

La primera descripción de Emma en la novela es que es hermosa, inteligente y rica pero lo que no dicen es que es un personaje irritante y aborrecible. Aunque esto fue uno de los grandes logros de Jane Austen ya que afirmó que no quería que este personaje causara una buena impresión siendo además uno de los personajes preferidos de la autora. La principal distracción de Emma es emparejar a sus amigos y eso es lo que hace con Harriet Smith y el señor Elton creyendo sinceramente que ambos se gustan. Al menos por parte de Harriet no parece haber dudas cuando el elegido como Romeo parece dedicarles numerosas atenciones.
Por otro lado tenemos a la que Emma considera su mejor amiga, la señora Weston, llamada por el señor Woodhouse continuamente “la pobre señorita Taylor” una y otra vez a lo largo de la trama. La señora Weston cambió su estatus para consternación de Emma que se había habituado a tenerla cerca y prodigarle todas sus atenciones. Todo lo contrario a Harriet Smith, al parecer hija natural de un caballero que la colocó con Highbury para ser criada por una familia. Harriet prácticamente bebe las palabras de Emma y busca su consejo para cualquier cosa a pesar de que otros aconsejan a Emma que no le de tantas atenciones ya que no es una joven de su misma posición, no como algo negativo sino para no causarle inconvenientes que es lo que sucede al final. Digamos que ese emparejamiento que Emma quiere no resulta como ella esperaba para deleite y satisfacción de otros.

Hay un personaje que tarda en hacer su aparición en la obra y es Jane Fairfax, una joven de la edad de Emma que vive con una familia acomodada y sólo viene de vez en cuando para visitar a su abuela y su tía, las Bates. La señorita Fairfax por afinidad debería ser considerada una de las amigas de la señorita Woodhouse según su círculo social pero esta no la tiene en consideración y en algún momento decidió que le era antipática y a su manera manifiesta opiniones hirientes sobre su persona. Jane Fairfax es una joven de pocas palabras, siempre atenta a su abuela y su tía siendo además una ayuda para sus amigos. La señorita Bates y su madre están muy pero que muy agradecidas con los Woodhouse que generosamente les hacen un regalo de vez en cuando y sobre todo la señorita Bates, lo agradecen efusivamente.

En este mundo que Emma ha creado para sentirse a gusto encontramos luces y sombras y es que Jane Austen con la maestría que la caracterizó, esconde bien algunas sorpresas en la novela que hacen ver a Emma que no es todo blanco o negro como ella lo ve. Es el único punto a favor que le puedo dar pero por todo lo demás es de esas personas resabiadas que saben lo que le conviene a todo el mundo y su opinión tiene que ser ley. Muchos la tienen como la mejor, o una de las mejores heroínas de Austen pero por lo que a mí respecta se queda en el último puesto. Os recuerdo que solamente he leído tres novelas de Austen por eso mi top heroínas favoritas no es tan glamuroso.
Y qué decir del Woodhouse padre. Yo pensaba que en Sentido y sensibilidad había encontrado un personaje pelmazo con John Middleton pero este señor se lleva el primer premio. Ahora no quiero que mis nietos vengan a verme, ahora no quiero que se vayan, ahora no quiero salir de casa, ahora quiero irme a mi casa a los cinco minutos… se queja por todo, nada está a su gusto y ojalá que su queridísima Emma nunca le falte. Y su constante manía de llamar a la señora Weston “la pobre señorita Taylor” como si una institutriz no pudiera casarse aunque sea con un viudo. El personaje de la señora Weston es uno de mis favoritos, es leal, defiende sus ideas cuando Emma impone las suyas y sobre todo ha encontrado la felicidad cuando el Woodhouse padre hubiera preferido tenerla en su casa por todos los siempres.

Por último hablar de Frank Churchill, el hijo del señor Weston que ha vivido siempre separado de su padre en casa de sus tíos. Los Churchill no habían tenido hijos propios y “rogaron” al señor Weston cuando enviudó de enviarle a su hijo y desde entonces no lo han soltado más que para visitar a su padre en contadas ocasiones. Se podría considerar que Frank hubiera sido la pareja de Emma, lo tiene todo para gustarle pero aquí tenemos uno de los giros de Austen que tanto nos gustan porque Frank Churchill no es lo que parece.

En definitiva, el libro me ha gustado pero son la protagonista y su padre los que no me han gustado en absoluto. El resto de personajes sí que me han dejado mejor sabor de boca incluso la incansable señorita Bates, han sido personajes muy humanos y siempre un contrapunto a los Woodhouse.

Comentad si habéis leído Emma y si os gustó y sobre todo si os gustó la protagonista. Recordad que esta es solo una opinión que no pongo el libro a parir, que me ha gustado excepto por ese detalle.