Viento del Este, Viento del Oeste - Pearl S. Buck

martes, 1 de mayo de 2018


Título original: East Wind, West Wind.
Edición: Edición especial de Mundo Actual de Ediciones, S.A.

Este es uno de esos libros que guardan silencio en la estantería del comedor. Es una edición que recoge tres libros: La buena tierra, Viento del Este, Viento del Oeste y La estirpe del dragón. Aunque lo he visto muchas veces mientras buscaba otros libros y me decía, cuando pueda lo leeré. Este año como estoy haciendo el reto de leer cien libros me autoimpuesto que figure en la lista, al menos uno de los tres. Razones por las que he escogido Viento del Este, Viento del Oeste, por recomendación de Dsdmona y Monica Serendipia y por Magrat de Crónicas de Magrat que habló la autora, Pearl S. Buck en su canal de YouTube.

Kwein-lan cuenta en primera persona, como si de una conversación se tratase, sus experiencias con los nuevos tiempos que han llegado a China. Siendo fiel a las tradiciones enseñadas por su venerable madre, Kwein-lan debe mostrar obediencia a su esposo, un hombre al que nunca ha visto pero al que ha estado prometida durante años, trato que sus padres sellaron como manda la tradición. La protagonista detalla con pocas palabras sus deberes como mujer desde su infancia hasta su vida adulta. De niña vivía confinada en las habitaciones destinadas a las mujeres de su casa, al cuidado de su madre, rodeada por las concubinas de su padre. Los hijos varones al alcanzar la edad adecuada pasan de la tutela de la madre a la del padre para ponerse a estudiar en el caso de gentes con posibles. Kwein-lan manifiesta su temor ante la idea del matrimonio ya que su marido ha pasado varios años en el extranjero estudiando medicina. Una vez casados ella se desconcierta al ver que él apenas muestra interés en su persona y todavía más cuando le pide que siga las costumbres occidentales.

Viento del Este, Viento del Oeste hace referencia a dos mundos muy distintos. El este lógicamente lo representa China, el país del sol naciente, de costumbres milenarias mientras que el oeste es occidente al completo, la tierra de los bárbaros, en este caso los norteamericanos. Kwein-lan es testigo directo de este choque de culturas. Ella que ha crecido siguiendo las tradiciones no puede comprender por qué su marido pretende darle un lugar de importancia en su nueva casa cuando ella ha visto siempre a su padre como el más destacado mientras que su madre estaba por debajo de él. Tampoco puede comprender esa manía de seguir costumbres “bárbaras” y desdeñar sus intentos de ser una buena esposa. De nada sirven sus arreglos para la mesa, su disposición a escucharle en silencio, arreglarse el cabello y vestir las prendas adecuadas. El colmo llega cuando le pide que se quite las vendas de los pies.
Para quien no lo sepa en China aproximadamente desde el siglo X era costumbre que a las niñas nobles o de la alta burguesía les vendaran los pies forzando los dedos hacia abajo consiguiendo una deformación que no entiendo por qué, era sugerente para el hombre. Esas deformaciones derivaban en problemas motrices a la larga obligando a las mujeres a andar con pasitos cortos. Se conocía esta costumbre como Pies de loto, las mujeres utilizaban un calzado especial ricamente decorado para ocultar el pie deforme. Esta costumbre desapareció definitivamente durante el régimen de Mao aunque en la actualidad quedan todavía mujeres ancianas que sufren severos problemas de movilidad. Únicamente las mujeres con posibles se vendaban los pies ya que era un distintivo que entre otras cosas, las eximía de trabajos duros. Las mujeres de clase baja no lo hacían ya que les imposibilitaría el poder trabajar.

Como veis la novela se ambienta en el contexto de la sociedad patriarcal china. El padre de Kwein-lan es la persona más importante de la casa pero solo se dedica a asuntos de hombres, no se interesa para nada de los asuntos domésticos a menos que implique a sus concubinas con las que pasar la noche. Su esposa es la mujer más importante de la casa pero siempre un escalón por debajo. Es la autoridad doméstica pero no tiene voz por ejemplo en el mundo de los negocios. La madre es una mujer tradicional que sufre viendo a su hija atada a un matrimonio que para nada puede compararse al de ella con su marido. Su yerno es un hombre moderno. Una calamidad para su pensamiento. Vive con la esperanza de ver a Kwein-lan convertida en una buena esposa al precio que sea mientras que cuenta los días para que su hijo mayor, el heredero de las propiedades tome por esposa a una chica de buena familia. Es la misma situación que Kwein-lan pero al revés ya que él tampoco conoce a su prometida y encima simpatiza con las costumbres occidentales.

Reto 100 Libros Nº 23

1 comentario:

  1. Guau! Qué reto más exigente... No vas mal si ya vas por el 23 jejeje

    Por cierto, te he nominado al premio/booktag Liebster, en mi blog, http://paseoentrelibros.blogspot.com.es/2018/05/nominacion-liebster-award.html tienes las instrucciones y me encantaría leer tus respuestas.

    Besitos

    ResponderEliminar