La muñeca asesina de Ruth Rendell

jueves, 5 de abril de 2018



Titulo original: The killing doll
Edición: Salvat. Colección Grandes Éxitos/Grandes Escritoras

Mi primer encuentro con Ruth Rendell es extraño. Primero pensaba que sería la Mary Higgins Clark británica pero muy pronto se puede ver que su forma de escribir es completamente diferente. En esta novela encontramos a Dolly y Pup, dos hermanos que tras la muerte de su madre se unen estrechamente. Ella es la mayor y ha crecido acomplejada por una mancha que cubre parte de su mejilla y que oculta dejándose el pelo largo. Apenas sale de casa. Su fuente de recursos son los trabajos de costura que hace para algunas vecinas. Pup en cambio ha dedicado su adolescencia a aprender magia y construir un templo en el ático de la casa donde realizar sus experimentos. Harold, el padre, vive encerrado en sí mismo sin darse cuenta de lo que hacen sus hijos. Hasta que un día Harold se casa con Myra y la lleva a vivir a casa. Dolly la odia, odia verse relegada a vivir en una parte de la casa mientras su madrastra cambia a su antojo todo lo demás. Para complicar las cosas, Dolly cree ciegamente que su hermano tiene poderes mágicos ya que hasta ahora sus deseos se han ido cumpliendo. ¿Podría Pup realizar un ritual para eliminar a Myra?

La novela es extraña. No empieza con un asesinato y se desarrolla la investigación, no. Se centra en Dolly y su familia. Una familia bastante desestructurada. Han crecido en un ambiente tóxico, los padres no han sabido cómo ayudar a Dolly acomplejada por la marca de su rostro. Pup ha hecho a su antojo lo que ha querido. Su padre no tiene ni idea de que arriba en el ático hace rituales arcanos. Mientras el padre parece vivir una vida propia, Pup apenas se relaciona con el exterior y Dolly bebe sin control creyendo a pies juntillas que la magia existe. Luego por otra parte tenemos a Diarmit, un joven sin trabajo y cuya familia da de lado después de una tragedia personal. Diarmit espera ansioso el regreso de su compañero de piso que se marchó asegurándole que volvería pronto con un trabajo para él. El cómo conecta Diarmit con la trama se va resolviendo con pequeños puntos. La historia es narrada en tercera persona, apenas hay diálogos, es muy descriptiva. Es una novela rara y por ser la primera que leo de la autora no está mal del todo. Tendría que probar con otros de sus libros para ver si van por el mismo camino.


La autora
Ruth Barbara Grasemann (1930-2015). Galardonada con numerosos premios como la Daga de Plata de la Crime Writers Association, Daga de Oro, Daga de Diamantes el Edgar Allan Poe. Su producción literaria fue de las más prolíficas en el panorama británico. Su personaje principal fue el inspector Wexford que protagonizada una veintena de novelas. También una treintena de títulos independientes. Otras novelas las firmó como Barbara Vine.

Reto 100 Libros Nº 18

No hay comentarios:

Publicar un comentario