Película-Libro VI Asesinato en el Orient Express (2017)

sábado, 31 de marzo de 2018



Título original: Murder on the Orient Express
Año: 2017
Duración: 116 min
País: Estados Unidos
Dirección: Kenneth Branagh
Guión: Michael Green
Música: Patrick Doyle
Fotografía: Haris Zambarloukos
Reparto: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Deep, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad, Tom Bateman, Derek Jacobi, Manuel García-Rulfo, Leslie Odom Jr, Lucy Boynton, Sergei Polunin, Olivia Colman, Marwan Kenzari.


Asesinato en el Orient Express es una adaptación relativamente fiel, con algunas licencias pero no se libra del sello americano. Cuando se trata de adaptar libros a la gran pantalla suelen encontrarse diferencias enormes, uno siempre se imagina las cosas de otra manera cuando lee y especialmente tiene una idea del personaje principal que no siempre es del gusto de todos cuando el actor lo interpreta. En este caso Poirot es interpretado por Kenneth Branagh, un Poirot muy distinto del que se puede ver en la piel de David Suchet o Albert Finney. Para empezar es cargante, la obsesión por la perfección le hace pesado cuando en las novelas no lo es tanto. Tiene muchos guiños, la obsesión con la forma de los huevos, el cuidado de sus bigotes, pedazo bigotes por cierto, bastante exagerados. Lo novedoso de este Poirot es que es más activo en parte porque la película tiene exteriores no como en la novela que los personajes no podían salir del tren porque estaba atrapado por la nieve. Este hombre corre y no estamos acostumbrados a eso. En la novela se hace referencia a un caso que había puesto en peligro la reputación del ejército francés, la película inventa un caso distinto, nada grave.


Los personajes están muy bien caracterizados. Se ha escogido un elenco potente. Judi Dench en el papel de la princesa rusa Dragomiroff, muy fiel. Penélope Cruz siendo Pilar Estravados, quizás aquí se quiso hacer un guiño a otro de los personajes de Agatha Christie perteneciente a Navidades trágicas. En la película de los setenta fue interpretado por Ingrid Bergman. Michelle Pfeiffer dando vida a la señora Hubbard, no tan plasta como la de la novela, aquí es más mundana. Lauren Bacall fue quien la interpretó en los setenta. Olivia Colman como Hildegarde, la doncella alemana de la princesa. Si habéis visto Broadchurch sabéis quién es perfectamente. Johnny Deep es Ratchett, un personaje que no llega a tener mucho peso y cuya interpretación es más gamberra. El coronel Arbuthnot interpretado por Sean Conery en los setenta en esta ocasión es reinterpretado por un médico indio y el actor es Leslie Odom Jr. Derek Jacobi (Yo, Claudio) ha sido el criado Masterman. Los Andrenyi han sido interpretados por Lucy Boynton y Sergei Polunin, muy distintos del diplomático y su esposa húngaros, en esta película son un artista famoso con mal pronto y su esposa. Bouc es reinterpretado por un personaje más joven y fiestero que el recto director de compañía amigo de Poirot, el actor es Tom Bateman. MacQueen, el secretario de Ratchett, es interpretado por Josh Gad. Mary Debenham ha sido interpretada por Daisy Ridley, Rey en Star Wars, personaje comedido y bastante fiel a la historia. El italiano Foscarelli lo cambian por un latino, sin especificar de dónde, Márquez interpretado por Manuel García-Rulfo. Willem Dafoe interpreta a Hardman. Para el personaje de Pierre Michel han escogido a un actor más joven, Marwan Kenzari.


Al ser una película con bastantes licencias encontramos bastantes exteriores. El tren queda detenido por la nieve a la entrada de un túnel, se permite estirar las piernas pero sin poder ir muy lejos. Pensándolo fríamente las licencias son inevitables. Por ejemplo en la nueva versión de Diez negritos hay mucha fidelidad pero se introducen cambios. No es que sean cambios a matar pero el sello americano se nota bastante qué le vamos a hacer. La escena final obviamente tiene sus diferencias con la novela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario