Otelo de William Shakespeare

sábado, 9 de diciembre de 2017

Escrita en 1604 y publicada en 1622. La obra forma parte de la edición de 1983 de Mundo de Actual de Ediciones que incluye El Rey Lear, Julio César y Coriolano.


Desdémona se casa con Otelo sin contar con el permiso de su padre, el senador Brabancio que no puede perdonarla. Yago, alférez de Otelo, se muestra celoso de sus éxitos y junto con Rodrigo trama la perdición del general fomentando los celos del hombre al que hacen creer que su esposa se entiende con Casio, amigo de su esposo. Otelo creyendo que su esposa le es infiel monta en cólera y acaba con la vida de Desdémona.

Es una de mis tragedias favoritas de Shakespeare. Los celos, principal hilo de esta obra, están bien llevados por el pérfido Yago que solo actúa por sus propios celos y ambición. Otelo, llamado el moro, había puesto sus armas al servicio del Dux de Venecia y sus éxitos militares provocan la envidia de Yago que no soporta que un moro, como él lo llama, tenga tanto poder. La desestabilización de la amistad entre Casio y Otelo es fácil. Otelo es un hombre celoso y no tarda en caer en la trampa a pesar de que Desdémona y Casio siempre le han sido favorables pero bastan un par de pequeñas argucias para barrer toda confianza. Un hombre de carácter tan voluble que ante la primera duda se deja llevar es muy peligroso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario