Macbeth de William Shakespeare

sábado, 9 de diciembre de 2017

Es una de las obras más conocidas y más estudiadas de William Shakespeare y la más oscura de todas al incluir escenas de violencia y ocultismo representado por las tres brujas que auguran a Macbeth un oscuro futuro. Es una de mis obras favoritas junto a Otelo y Hamlet. La edición es Austral, una colección de pequeño tamaño que podéis encontrar por 2,95 en librerías.


Macbeth es pariente y vasallo de Duncan, rey de Escocia. Tras visitar a tres brujas que le revelan que va a ser rey, habla con su esposa, Lady Macbeth quien no vacila en ayudarle a preparar el asesinato de Duncan mientras se encuentra hospedado en su castillo. Tras el brutal asesinato los hijos de Duncan huyen a Inglaterra e Irlanda respectivamente mientras Macbeth se hace con la corona. Pero algunos como MacDuff no aceptan la supremacía del nuevo monarca y sufren las consecuencias.

Si algo me ha gustado de esta obra es la gran cantidad de muertes y crueldad que Shakespeare incluyó, aunque algunas anotaciones a pie de página advierten de que quizás algunas escenas como la aparición de Hécate con las brujas no son obra del autor. Pero en cuanto a muerte y drama es superior a otras y además está en verso que la hace más interesante. Macbeth ha sido un personaje redondo, alguien muy interesante que dejándose llevar por de nada menos que de tres brujas verá que sus opciones a ocupar el trono son propicias tras serle entregado el ducado. Además de contar con el apoyo incondicional de su esposa.

Sin embargo quien juega con la oscuridad y cree salirse con la suya está muy equivocado y eso que tiene advertencias, aunque crípticas, más que suficientes para tener cuidado y es que las fuerzas de la oscuridad siempre se cobran su precio. Este mal, esta oscuridad, es representado por las tres brujas sin nombre y por Hécate que las ayuda a lanzar su maleficio junto con otras tres brujas de escasa aparición. Aquí se advierte de que esta parte quizás no fue escrita por el propio Shakespeare.
El final, como toda buena tragedia de Shakespeare no es feliz y Macbeth se enfrentará a su destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario