El grito de la lechuza de Patricia Highsmith

domingo, 3 de septiembre de 2017

The cry of the owl se publicó en 1962. La edición, al igual que la que tengo de Extraños en un tren y El talento de Mr. Ripley, es de la colección de novela negra de El País. Hay ediciones mejores pero uno no es exigente encima que conseguí gratis la colección.


Robert se ha mudado a una pequeña población. Es un hombre divorciado, vive solo y tranquilo. Es un buen vecino, nunca se retrasa a la hora de pagar el alquiler y en el trabajo es discreto y cumplidor. Todo sería perfecto si Robert no hubiera desarrollado el impulso de observar a escondidas a una joven que vive sola en una casa apartada. Algo en ella le llama la atención pero no para asesinarla ni violarla ni nada por el estilo. Simplemente desea verla pese a la posibilidad de ser descubierto y ser arrestado por la policía.

Esta novela se me resistió cuando la leí la primera vez. No tragaba a Robert pero mucho menos me tragaba a la chica, Jenny. Ojo, la novela es muy intensa y los personajes están muy trabajados pero uno viene aquí para ser sincero y recomendaros cosas. ¿Qué necesidad tienes de jugártela por ver a una zagala que no conoces y de no haber sido de otra forma, te hubiera denunciado nada más pillarte en su propiedad o haberle dicho a su novio que te diera una paliza? Porque Jenny no se escapa. Jenny tiene su propia tragedia personal, pasa por una depresión tras la muerte de su hermano. Tiene algo de estabilidad con su novio que es más controlador que otra cosa pero lo interesante de su personalidad es que no tiene miedo de Robert y hasta le invita a entrar en casa cuando le descubre merodeando en su puerta. Para añadir problemas tenemos al novio de ella un controlador celoso compulsivo y a la ex mujer de él empeñada en involucrarse con tal de joder a Robert. En la vida real, aunque esto también puede pasar perfectamente, uno se lo pensaría dos veces antes de proceder. ¿Pero qué necesidad tienes de tocarle las narices a tu ex? ¿Qué parte de divorcio no entiende usted señora? Parece que me meto con la novela pero no es así. Sus personajes os pueden cabrear pero no puedes dejar de leer para saber cómo acaba esta historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario