El sabueso de los Baskerville de Arthur Conan Doyle

sábado, 8 de julio de 2017


Publicado por entregas entre 1901 y 1902, The hound of the Baskervilles, título original en inglés, constituye una de las mejores intervenciones de Sherlock Holmes. Esta reseña es otro rescate, poco a poco iré subiendo las que me faltan que son bastantes. La edición de mi ejemplar es de Vicens Vives, nos hicieron leerlo en el instituto, fue la primera novela que leí de Conan Doyle, después llegarían los relatos y el resto de las novelas que tengo reseñadas. Incluye una introducción al autor y esta obra en especial y al final ejercicios didácticos.

El doctor Mortimer visita a Sherlock Holmes para hacerle partícipe de la extraña muerte de Sir Charles Baskerville, penúltimo miembro de una vieja línea familiar sobre la que pesa una maldición y es que la leyenda dice que un enorme sabueso infernal acecha en el gran páramo desde hace generaciones. El doctor Mortimer cree que la historia puede ser cierta al encontrar cerca del cadáver de Sir Charles Baskerville, las huellas de un gran sabueso. La inminente llegada de Henry Baskerville, sobrino del difunto que hasta entonces ha residido en Estados Unidos podría estar relacionada.

Una historia de fantasmas a la inglesa con un páramo siniestro, una criatura de pesadilla, rumores de aldeanos que la han visto rondar cerca de sus hogares y una dinastía en decadencia que posee una casa señorial son los ingredientes de esta novela, mi favorita. Muchas han sido las adaptaciones en el cine y series de este episodio en particular, en Sherlock, la famosa serie  protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, se resolvía este caso con toques más modernos. La capacidad de análisis del detective es lo que salvará a todos casi en el último segundo. Contamos con la participación del doctor Watson por supuesto que una vez más sigue relatando las hazañas de su compañero y el inspector Lestrade tiene su aparición especial también, el trío habitual sacado de su zona de confort porque el pantano es una zona peligrosa, no solamente por la criatura, sino por lo traicionero de la neblina, las aguas pantanosas y las arenas movedizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario