Roseanna de Maj Sjöwall y Per Wahlöö

viernes, 2 de junio de 2017

Un clásico de la novela negra sueca. Cuando uno busca información sobre la pareja de autores se encuentra con que los tienen como un referente, un dúo impresionante que cosecha las mejores críticas. Hasta ahora no había leído nada de ellos, se encontraban en mi larga lista de autores pendientes de manera que aproveché para sacar esta edición de la biblioteca. El pobre libro parece que haya sobrevivido al infierno literalmente pero eso es culpa de otros lectores inconscientes.
La novela se publicó en 1965, esta edición es de 2007 de la colección RBA Serie Negra. Cuenta con el prólogo de Henning Mankell.


El protagonista de esta historia es Martin Beck, uno de los personajes más conocidos de la literatura sueca. El inspector Beck junto a varios compañeros de la policía deberá descubrir la identidad de una mujer que apareció en las aguas del lago Vattern. Estaba completamente desnuda, la habían estrangulado y posiblemente podría haber sufrido abuso sexual. No hay pistas. Nadie la reconoce. Nadie ha puesto una denuncia por su desaparición. Nadie la ha visto por la zona pero una de las pocas pistas señala a que podría haber estado en uno de los barcos que atraviesan regularmente el lago y los canales. Comenzará entonces una larga investigación.

Roseanna, el nombre de nuestra desconocida, es el título de esta singular novela. Considerada todo un referente, hay que advertir que es una trama lenta, muy lenta ya que se dedica a describir la investigación policial en todos sus aspectos. Estamos hablando de una trama de los años sesenta. Los recursos actuales no se encontraban entonces. Hoy en pocas horas puede identificarse un cuerpo o días si se trata de un extranjero. En los sesenta no contaban con Facebook, Twitter y demás redes sociales, la policía no tenía una base de datos tan amplia como la actual. Por eso investigar el asesinato de una mujer desconocida supone un trabajo laborioso. Eso si los investigadores lo continúan. Recordemos que hubo investigaciones que se abandonaron por medio de investigadores que no tenían gana de calentarse la cabeza.

El ritmo es muy lento, se documenta cada paso. La narración es en tercera persona dando el protagonismo a Martin Beck, un investigador silencioso, excelente interrogador, que tiene un matrimonio basado en pocas palabras. Los personajes se describen brevemente con excepción de Roseanna, desde su hallazgo hasta la solución final. El trabajo es impresionante, desde la geografía hasta los procedimientos.


Los autores
Maj Sjöwall nació el 25 de septiembre de 1935 en Estocolmo, Suecia. Per Wahlöö nació el de agosto de 1926 en Gotemburgo, Suecia y falleció el 23 de junio de 1975 víctima de un cáncer de páncreas. Estudió en la Universidad de Lund donde estudió periodismo y fue reportero escribiendo sobre la delincuencia a la vez que en los años cincuenta escribía novelas de ficción sobre todo de tipo político. Estuvo casado en dos ocasiones y ya tenía una hija antes de conocer a Maj Sjöwall con quien tuvo otros dos hijos. Ambos formaron parte del Partido Comunista sueco y en sus novelas escenificaron muchos de los tabúes de la idílica sociedad sueca de los años sesenta, cuando entonces Suecia era uno de los países más prósperos de Europa. La serie de Martin Beck, compuesta por diez novelas les dio su fama. Actualmente Maj Sjöwall continúa escribiendo y es traductora de inglés, noruego y danés. Estudió periodismo y Artes gráficas y trabajó como reportera para periódicos y revistas suecos antes de entrar en la editorial Wahlström & Widstrand. En 1971 se concedió a la pareja el premio Edgar Allan Poe por su novela El policía que ríe, la primera vez que se daba a una novela no escrita en inglés. En 2013 ella recibió el VIII Premio Pepe Carvalho de Novela Negra en Barcelona.

Obras
Roseanna 1965
El hombre que se esfumó 1966
El hombre del balcón 1967
El policía que ríe 1968
El coche de bomberos que desapareció 1969
Asesinato en el Savoy 1970
El abominable hombre de Säffle 1971
La habitación cerrada 1972
El asesino de policías 1974
Los terroristas 1975

No hay comentarios:

Publicar un comentario