¿Qué demonios pasa?

lunes, 24 de abril de 2017

Hace mucho tiempo que no me daba por escribir en este apartado pero hoy me ha dado por ahí. Uno no se dedica a estar todo el día pendiente de la blogosfera y YouTube ni andar pendiente de las redes sociales para ver qué pasa o que deja de pasar. Más bien orbito por algunas zonas pero me llegan cosas que me dan que pensar y a veces asustar.


No sé qué coño pasa últimamente pero me encuentro cosas como que los blogueros y los booktubers son los salvadores de la literatura en España. Excuse me, yo leo sin necesidad de que nadie me lo diga. Sí que hago caso de gente que me hace recomendaciones pero no voy a asaltar las librerías para comprarme todos los títulos que me mencionan, para eso tengo el carnet de la biblioteca y lo estoy explotando como un poseso. Puede que menos. La verdad es que hace unas semanas que me lo hice. Sí, yo no tenía carnet de la biblioteca hasta ahora que cosas.


Disculpad que no enseñe el nombre y el nº del DNI.

La mayoría de veces me encuentro con que esta gente ha recibido libros de las editoriales para hacer una reseña positivista. Los que no colaboran con las editoriales parece ser que se compran todo lo que sale y eso me lleva a preguntarme si sus padres son ricos o esos chicos y chicas tienen un trabajo remunerado o qué. Es un consumo acojonante.


(Solo algunos, en realidad hay blogueros y booktubers que tiran de la biblioteca de casa o la pública y hasta de librerías de segunda mano, no todos mamamos de las editoriales porque nos den cosas gratis)

Otra cuestión. ¿En serio hay gente peleándose por si los blogueros o los booktubers están salvando la literatura? Primero hay que decir que muchos de esos blogueros sólo reseñan novela juvenil, cosa que yo no leo y no me interesa. Segundo, muchos booktubers hacen lo puto mismo. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Salvan la literatura en general o solo una parte cutre? En mis tiempos leí novelas para “jóvenes” que me gustaron pero no tienen ni punto de comparación con las que hay ahora. Lo juvenil está de moda. Desgraciadamente.



Hace poco me encontré con un tweet que enlazaba con una “reseña” en YouTube de una muchacha que hablaba en apenas tres minutos de dos libros. Del primero no hice mucho caso pero el segundo era La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, ese libro que casi todos hemos leído. No es que yo lo glorifique pero hablar de un libro que “recomiendas a todo el mundo” pero “no te atrapa” pero las “sensaciones” te molan pero “no te terminó de gustar” ¿¿¿¿¿?????


¿En qué quedamos?

Otra cosa que me hizo mucha gracia fue el postureo en Instagram de voraces lectores que utilizaban libros y escenarios para hacer maravillosas fotografías con millones de hastags. Escenarios de ensueño. Gente que lee rodeados de piñas cual bosque mediterráneo. Libros desmembrados. Creo que ya lo he visto todo.

Yo en mi escenario maravilloso

Lo podéis ver aquí si queréis es muy diver: http://www.yorokobu.es/bookstagrammers/

CONCLUSIÓN

Leed lo que os de la puta gana.

Si queréis leer en escenarios bonitos y hacéis foto pues muy bien pero hacedlo con moderación o no lo hagáis si no os apetece.

Esta bien seguir recomendaciones pero al final el/la que lee eres tú.

Tu opinión es válida siempre y cuando no vayas en plan diva o divo (puto lenguaje inclusivo) y te dediques a empoderar o destruir el libro. Si lo destruyes haz como yo y otros miembros de la resistencia y pon razones no te quedes con el salchichero cutre “no me atrapó” y por supuesto eres muy libre de hacer una reseña negativa o no hacerla. En mi caso me he dejado algunos libros malos sin reseñar porque no me ha dado la gana.

Si el libro te gusta haz lo mismo, da razones, razone su respuesta como en los exámenes.

Una foto bonita de un libro en un escenario maravilloso puede estar bien pero con tranquilidad.

Manda lejos a todos aquellos que quieran imponerte lecturas. Elige aunque te equivoques pero elige tú.

Cuando otros eligen por ti

4 comentarios:

  1. Mäs claro no puede ser este post. Macho que bien dicho y expresado. Oleee, oleee -estoy dando palmas, ya sé que no me oyes-. Yo llevo muchos años por estos lares y a veces me pregunto si la gente no se cansa. No estoy diciendo que no haya que leer literatura juvenil. Al contrario, cada uno puede leer lo que quiera. Es solo que me pregunto si no tienen inquietud por leer otras cosas, por evolucionar. Creo en la evolución de las personas como lectores y veo que en la blogosfera la gente está estacanda y siempre está leyendo lo mismo. Por eso hace mucho tiempo me canse y deje de seguir a muchos blogs. Ahora he vuelto a empezar a seguir blogs y ¿sabes qué? NO ha cambiado nada. Siempre habrá 20 blogs hablando de los mismo libros.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eleia.
      Por tus mismas razones yo no sigo muchos blogs a menos que sean de temática interesante, diversa, sobre todo diversa. Yo sé que todos no van a leer lo mismo que yo pero a veces me puedo encontrar con una opinión interesante o estar yo pendiente de un libro y encontrar una reseña que lo machaca un poco. Lo juvenil lo copa todo. Creo que la mayoría lo hacen por si alguna editorial les hace el ojito y les manda algún libro gratis. Yo estoy para creerme cualquier cosa. Y en cuanto a otras inquietudes me da por pensar que no se atreven por miedo a que los blogueros de renombre les digan algo. Alégrate, eres parte de la resistencia XD.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Yo creo que los blogs de literatura sí fomentamos la lectura y, en muchos casos, somos una pieza fundamental a la hora de promocionar ciertos libros, especialmente los que salen nuevos al mercado editorial.
    Ahora bien, contribuimos, pero no somos los reyes del mambo. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que, en efecto, los booktubers y los blogueros muchas veces responden a los intereses de un sector bastante específico. Entre ellos, los best-sellers facilones y la literatura juvenil que mencionas. Así que coincido en que solo salvan o incentivan cierto tipo de libros más que otros.
    Tampoco soporto esas reseñas de "me gustó mucho" porque sí, y oye,cuando a uno le apetece rajar de un libro (yo lo he hecho alguna vez, porque a veces es justo y necesario :P), lo mínimo es dar muchas y muy buenas razones.
    Muy interesante el post.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía.
      Es verdad que hay espacios muy buenos que comentan todo tipo de libros pero creo que es denigrante que se endiosen "creadores" que hacen un mal trabajo. Siempre hay que dar razones de por qué te gusta o no un libro aunque no sean de catedrático de la literatura, solo así haremos un buen trabajo, cada uno en su estilo.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar