Out de Natsuo Kirino

sábado, 25 de febrero de 2017

Hace un par de años leí Grotesco de Natsuo Kirino y el resultado fue bastante desastroso. Fue una novela que al principio pensé que estaría bien por las excelentes críticas que la autora lleva años cosechando pero esa novela en particular no me gustó nada. Con Out nos hemos reconciliado. Claro que igual leo otra más y se va todo al garete pero esta segunda novela ha sido todo un descubrimiento, de un planteamiento muy original y he disfrutado leyendo.


Masako, Yoshie, Yayoi y Kuniko hacen el turno de noche en una fábrica de comida rápida. Cada una de ellas por separado tiene sus propios problemas familiares y económicos, en relación a la economía trabajan en la fábrica por el sueldo aunque tengan que trabajar de madrugada.
Masako está casada y tiene un hijo pero la relación familiar se extinguió hace mucho tiempo y los tres viven como alquilados en la misma vivienda. Yoshie es viuda y debe cuidar de su suegra impedida y de su hija adolescente. Yayoi también está casada y tiene dos hijos pequeños pero su marido la trata con brutalidad mientras que Kuniko vive sola y su principal preocupación son las compras compulsivas demasiado por encima de su nivel adquisitivo.
La sinopsis nos revela que Yayoi, cansada del maltrato de su marido y de su afición a las apuestas, lo asesina estrangulándolo con un cinturón y después pide ayuda a Masako para deshacerse del cuerpo. Masako acepta y cuenta con la ayuda de Yoshie para descuartizarlo a cambio de dinero. Kuniko las descubre y acepta callar por otra cantidad. Es un planteamiento que se sale fuera de lo común, mujeres que contra toda norma se atreven a descuartizar un cadáver y seguir con sus vidas. El dinero vendría muy bien, tanto Yoshie como Kuniko tienen deudas, su motivación es económica mientras que Masako tiene una motivación distinta, es la única que tiene la sangre fría para calcular y ver todas las posibilidades e inconvenientes.

Las cuatro representan puntos de vista muy distintos en la sociedad patriarcal de Japón donde los hombres alegan que ellas estarían mejor en sus casas cuidando de sus familias, donde un trabajo nocturno no es para ellas pero al mismo tiempo un trabajo bien pagado en horario diurno no es el que ellas esperan a menos que sea de bajo nivel, algo poco pesado. En opinión de esta gente por supuesto. Aparecen varios ejemplos de jovencitas que trabajan en clubes nocturnos haciendo compañía a los clientes, es una de las posibilidades que se plantea Kuniko pero el físico juega en su contra ya que su edad y constitución no  encajan en el ideal de jovencita, adolescente que buscan estos hombres. Aparecen muchos ejemplos de cómo quieren las chicas, cuando la mujer pasa de los treinta ya no tiene posibilidades de optar a nada.

Aunque Grotesco no lo disfruté he de decir que Out me ha sorprendido para bien, los personajes me han gustado, Masako y Yoshie son personajes redondísimos, incluso los antagonistas me han gustado aunque de tener a Kuniko cerca me alejaría todo lo posible. También pondría buena distancia con Satake por obvias razones. El final es siniestro, hay que leerlo despacio porque es tremendo.


La autora
Natsuo Kirino nació en Kanazawa, Japón, el 29 de octubre de 1951. Su auténtico nombre es Mariko Hashioka. Estudió en la Universidad de Sekei licenciándose en Derecho. Reside en Tokio junto a su familia. En 1984 comenzó su carrera literaria publicando novelas románticas, un género no demasiado popular en Japón pero en la novela policíaca encontró su pasión convirtiéndose posteriormente en una de las autoras japonesas más prestigiosas. La novela que le dio mayor fama es precisamente Out por la que recibió el Premio Escritores de Misterio de Japón en 1998 y también el Premio Kono Mystery ga Sugoi (Mejor novela policíaca japonesa del año). En el año 1993 recibió el Premio Edogawa Rampo por su novela lluvia cayendo sobre mi cara. En 1999 el Premio Naoki por Mejillas suaves. En 2003 por la novela Grotesco fue galardonada con el Premio Kyoka Izumi de literatura. En 2004 obtuvo el Premio Shibata Renzaburo por Zangyakuki. El mismo año fue nominada al Premio Edgar por Out. En el año 2008 recibió el Premio Tanizaki por Isla de Tokio. Por La crónica de la Diosa recibió en 2011 el Premio Murasaki Shikibu. En 2013 recibió el Premio Yomiuri por Nanika Aru.

Obras
Out 1997
Disparitions 1999
Grotesco 2003


La crónica de la Diosa 2008
Real World 2008

2 comentarios:

  1. Hola
    No conocía a la autora. En literatura japonesa estoy muy verde si me sacas de los autores conocidos. La verdad es que entre la sinopsis y tu reseña me ha llamado la atención. Estoy segura de que tiene el estilo de escritura pausado y diferente que confieren los autores japoneses, pero aún así, le voy a dar una oportunidad. Entre la situación de las mujeres y el papel que juegan dentro de la sociedad japonesa...no sé, me llama, aunque a mi la literatura más de thriller y tal no sea mi estilo para nada.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eleia.
      Yo tampoco ando muy versado en literatura japonesa aunque me gustaría saber más. Ya me contarás qué te ha parecido si lo lees, no dudes en volver a comentar.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar