Todos muertos de Chester Himes

lunes, 19 de octubre de 2015

Es la primera novela que leo de Chester Himes y a pesar de que la tenía en mi colección desde hace un tiempo no me había decidido a leerla hasta ahora. Fue después de leer un par de reseñas que me llamaron la atención que decidí cogerla y desde luego ha sido un gran acierto por la crudeza que Himes desgranaba a lo largo de toda la novela. Tengo también Por el pasado llorarás que promete ser más profunda pero eso ya será otra reseña.


SINOPSIS
En Harlem es fácil morir y la única manera de sobrevivir es siendo más listo que los demás. Cuando un alto cargo de la policía es asaltado en plena calle y asesinados sus guardaespaldas, los detectives negros Coffin Ed y Grave Digger deberán resolver el problema.

COFFIN ED: detective que junto a Grave Digger investigará las muertes relacionadas con el atraco al mismo tiempo que reciben presiones de sus superiores que quieren ver resuelto el asunto de forma rápida y sin hacer mucho ruido. Su nombre viene traducido en algunos ejemplares por Ataúd Johnson debido a su peligrosidad.

GRAVE DIGGER: su compañero y amigo en cuyo rostro quedan las huellas del ataque que sufrió con ácido años antes. Su rostro cambia gradualmente de color debido a los injertos de piel que se realizó. Su nombre también viene traducido, Sepulturero Jones aunque la traducción literal de Grave es tumba, se trata de una adaptación para la traducción del inglés.

LA HISTORIA
Desde el primer momento el autor nos muestra lo peligroso que es vivir en Harlem, da igual que se sea un buen ciudadano como un delincuente, nadie está a salvo de la corrupción y la impunidad de unos pocos. La historia comienza con un ladrón de ruedas de coche que es testigo del atropello de una anciana, poco después se produce un tiroteo en plena calle pero nadie ha visto nada. Solo los detectives duros pueden hacer que las cosas se calmen.

EL AUTOR
Chester Himes, afroamericano nacido en 1909 y fallecido en 1981 fue a parar a la cárcel después de un atraco a mano armada. Pasó siete años entre rejas, experiencia que le hizo escribir Por el pasado llorarás. La verdad es que desde joven se apartó del camino correcto, fue expulsado de la universidad por su afición al juego, poco después iría a la cárcel. El problema racial se refleja en sus novelas convirtiéndole en un extraordinario escritor policíaco que decidió trasladarse a París huyendo de la censura y el racismo. Un negro escritor en Norteamérica no podía consentirse. Pasó sus últimos años en Alicante donde terminaría falleciendo.

OPINIÓN PERSONAL
Me ha causado muy buena impresión, la tenía aparcada en la librería y hasta que no leí un par de reseñas que la elogiaban no me decidí a cogerla y desde luego ha sido un acierto. Esta novela forma parte de una colección de El País que llegó a mis manos de casualidad y contiene dos o más títulos de autores tan conocidos como Raymond Chandler o Patricia Highsmith. La novela presenta el choque racial en uno de los barrios más conflictivos de Nueva york, la población negra relacionada de una u otra manera con las drogas, los robos y la prostitución. Dos detectives asqueados por el trato que han sabido endurecerse en el duro convivir con los agentes blancos siempre dispuestos a hacer la gracia. Tiene además una de las persecuciones más entretenidas que he leído nunca, soy así de macabro. Tanto Coffin Ed como Grave Digger saben cuál es su deber y lo corrompido que está el sistema policial pero ellos también tienen que sobrevivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario