Libros de segunda mano

martes, 27 de octubre de 2015


Después de tanta reseña ya tenía ganas de sacar una entrada diferente y hoy que he pasado por una librería para recoger un libro que tenía encargado, he pensado en los libros de segunda mano, esos libros que salen de nuevo a la venta después de haber ocupado un hueco en las estanterías de viviendas particulares o quizás no tuvieron oportunidad de salir del almacén.

Pienso que cada uno de ellos es único. Por ejemplo los tres de la imagen de arriba. Los dos de Agatha Christie no es de extrañar que aparezcan ya que tener todos los títulos de la reina del crimen se convirtió hace tiempo en mi caza particular y no es raro que caiga alguno si hay oportunidad de encontrarlo barato porque siendo sincero, los títulos como Noche eterna o Un puñado de centeno no aparecen en las colecciones actuales, o si aparecen yo no he llegado nunca a verlos. ¿Qué tendrán los títulos menos comercializados que los apartan a un lado? Algún día sabremos la respuesta. El libro del centro es La hermana pequeña, novela de Raymond Chandler que he adquirido esta mañana, llevaba tiempo queriendo conseguirla.

Ir a las librerías de segunda mano, pasar los dedos sobre esos libros de páginas que perdieron la blancura hace años, ver las portadas, las ediciones, las traducciones, es mirar hacia atrás y ver que la sociedad lectora de los años cincuenta, sesenta... tenías sus propias modas en cuanto a literatura. Lo que para nosotros está siendo Camilla Läckberg, Dennis Lehane o Dolores Redondo, unos bombazos literarios, treinta o cuarenta años antes eran Ross Macdonald, Raymond Chandler, Patricia Highsmith... quiero decir que eran sus bombazos del momento. No es que en la actualidad todo sea macanudo, un mundo que acepta Cincuenta sombras de Grey o las reflexiones de Aznar u Olvido Hormigos es... indescriptible porque no estoy por insultar a nadie pero de verdad, si quieres leer, coge otra cosa y no... "eso".

Los libros usados tienen su encanto porque sus antiguos dueños dejaron en ellos sus huellas. Puede notarse en alguna página la esquina superior doblada para retomar más tarde la lectura, aparecen marcadores, papeles doblados con alguna dirección, un trozo insignificante de papel que sirvió para marcar la página. En otros aparecen hojas secas, pétalos de flores, almanaques en miniatura del año 86... es decir, sus dueños los dejaron allí. Quién sabe si esas personas disfrutaron la lectura o no, si guardaron el libro con cariño, si lo arrojaron con fastidio. Las huellas están ahí. Se puede saber mucho de sus dueños por el estado del libro. Páginas que huelen a humo nos indican que era fumador o que en su casa se fumaba, páginas dobladas o rotas por accidente, si son de pasta dura veremos si la encuadernación ha sufrido daños o en cambio si es de pasta blanda sabremos si estaba en un esquina de la estantería y el propio peso del libro aplastó la parte trasera, se ven muchos daños en ellos algunas veces como páginas sueltas por abrirlo excesivamente.

Habrá quien no quiera libros de segunda mano, habrá quien los busque por lo económicos que salen. Otros más románticos sabrán apreciar su encanto u otros como yo que van a la caza de sus autores favoritos siempre encontrarán algún libro que les falta y maldecirán el poco dinero que tienen para cogerlo junto con los dos, tres, cuatro o diez que hayan comprado cinco minutos antes.

Espero que os haya gustado mi pequeña intervención.
¿Qué opináis vosotros, os gustan los libros de segunda mano?
¿Preferís libros recién salidos del horno y ser vosotros los primeros en tocarlos?

3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me encantan las librerías de segunda mano. Acabo de mudarme y todavía no conozco ninguna en mi nueva ciudad pero me has metido el gusanillo y creo que pronto me tocará ir a explorar. :)
    Bicos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las librerias de segunda mano y si hay libros de mi amada Aghata ya, muero, me encanta , y yo tambien estoy a la caza de todos sus titulos, gracias por tu entrada, yo tambien tengo un blog por si te puedes pasar, ya te sigo y nos leemos, besos.
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las librerias de segunda mano y si hay libros de mi amada Aghata ya, muero, me encanta , y yo tambien estoy a la caza de todos sus titulos, gracias por tu entrada, yo tambien tengo un blog por si te puedes pasar, ya te sigo y nos leemos, besos.
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar