Adaptación de Danza de dragones a la quinta temporada de Juego de tronos

jueves, 4 de junio de 2015

Ayer cuando hablaba del octavo episodio de la quinta temporada me metía un poco con la parte de Jon Nieve en Casa Austera, lugar de una monumental batalla contra los Caminantes Blancos de la cual el Comandante de la Guardia de la Noche tuvo que salir huyendo para salvar su vida junto a los afortunados que habían conseguido llegar a los botes.

¿Pero cómo ha sido el resto de la temporada? Admiradores de la serie han expresado su desilusión al ver que algunos de sus personajes favoritos no aparecían en esta última temporada. Personajes como Bran Stark que en la temporada anterior llegaba hasta el famoso cuervo de tres ojos y nos dejaba con la incógnita sobre quién era aquel extraño sentado entre las raíces de arciano. En mi opinión es comprensible que Bran no aparezca ya que su personaje en las novelas se queda precisamente ahí. Puede ser que los guionistas esperen a ver qué hace el autor de la saga para rodar nuevas escenas o escriban una trama completamente nueva para él.



También se ha echado en falta la presencia de los Greyjoy de Pyke. Recordamos que la última vez que vimos a Yara, la hermana de Theon, esta fracasaba en su intento de rescatar a su hermano de Fuerte Terror ya que Theon, ahora conocido como Hediondo, estaba a merced de Ramsay. Aunque el personaje de Yara, (Asha en las novelas) tiene una trama distinta que quizás podamos ver en la sexta temporada ya que corren rumores de quién podría ser el actor que interpretase a Euron Ojo de Cuervo, tío de Theon y Asha. Todo se andará. Hubiera estado bien ver a este personaje pero pensándolo fríamente es comprensible su ausencia dada la magnitud de las tramas y la necesidad de adaptarse a una temporada de diez episodios.




Dejando a un lado a esos personajes que se echan en falta hablemos de los favoritos del público.

Jon Nieve se revela como el líder que la Guardia de la Noche necesita, alguien que puede hablar con un rey que solo exige obediencia y fidelidad sin rechistar. Stannis también conocido como el Rey en el Muro ayudó a la Guardia a defenderse del masivo ataque de los salvajes comandados por Mance Rayder. Stannis, junto a Melisandre, Selyse y la pequeña Shireen se convierten en la élite del Castillo Negro, cada uno a su distinta manera se hace notar dando un giro brutal a sus tramas, veíamos que Stannis se llevaba a las tres mujeres en su viaje hacia Invernalia alegando que estarían más seguras con él. Una cosa que se contradice ya que en un asedio su esposa y su hija podrían morir o ser prisioneras del enemigo y sería más seguro tenerlas en el Muro que tenerlas a merced de Ramsay Bolton. La trama de Danza de Dragones es distinta para Melisandre, Shireen y Selyse, tiene mayor importancia la sacerdotisa advirtiendo a Jon de un peligro que ella misma apenas puede vislumbrar en sus visiones. Por otro lado se ha dado a Nieve un mayor protagonismo tras ser nombrado nuevo Lord Comandante de la Guardia. Ya no es el chico que llegó como sobrino de Benjen Stark y que aprendía a trompicones cómo era la vida en el fin del mundo, ahora es un guerrero curtido que se enfrenta a la peor amenaza de todas, un ejército de muertos vivientes de los que apenas puede escapar en Casa Austera, ahora pensándolo mejor vemos que hay una pista en la trama de Jon que nos retrae a las novelas es decir, su discutido origen.


Siguiendo la línea familiar encontramos a Sansa que después de refugiarse en el Nido de Águilas y ser cómplice involuntaria en el asesinato de su tía, se dirige al norte junto a Meñique. En el camino encuentra a Brienne de Tarth que intenta convencerla de que hizo un juramento a su madre. Sansa permanece al lado de su protector sin imaginar lo que este ha pensado para ella, una boda con Ramsay Bolton. La trama de Sansa se queda en Festín de cuervos muy diferente a la trama de la pequeña pantalla. Muchos fans de la serie han criticado mucho este cambio tan radical. Por un lado se les comprende, la trama del Nido de Águilas promete ser jugosa pero por otro lado Sansa de vuelta en Invernalia trae una nueva perspectiva a la trama de Danza de Dragones protagonizada por Theon, Ramsay y otros personajes muy distintos. Puede que veamos un gran desenlace en el próximo episodio, el noveno, según el tráiler. Mención también a aquellos seguidores de la serie que aprueban estos cambios y se enfrentan a los “puristas” cada uno tiene su sincera opinión pero tampoco es para matarse. Es cierto que han aparecido cambios bestiales pero si uno se pone a pensarlo en frío ve que al final no es para tanto. Eso me recuerda a Brienne que ha tenido poca presencia en esta temporada ¿Tendremos de nuevo a la Doncella de Tarth en un último intento de cumplir el juramento que hizo a Catelyn?



Y para acabar con los Stark vamos con Arya, uno de los personajes más fuertes de esta temporada. Arya después de abandonar al Perro y tomar un barco con rumbo desconocido, se encuentra en una de las mejores tramas. Nos vamos directamente a Braavos donde la hermana de Sansa y Jon se dirige a la reverenciada Casa de Blanco y Negro. Este lugar por cierto cambia con respecto a los libros pero tiene unos escenarios chulísimos sobre todo la gran sala de las caras. Como iba diciendo, Arya llega a Braavos y tiene problemas para ser aceptada en el círculo del Dios de Muchos Rostros. La sorpresa llega cuando el anciano que la recibe resulta ser Jaqen H’ghar a quien perdíamos la pista en la segunda temporada. Jaqen se revela como servidor del Dios de Muchos Rostros y maestro de Arya. Esto cambia la trama del anciano que en los libros prueba las habilidades de la Stark pero la presencia de Jaqen hace más interesante la trama. Tenemos también a la niña abandonada que en este caso es una mujer adulta interpretada por Faye Marsay a quien podéis ver en The White Queen como Anne Neville o The Bletchey Circle.


Daenerys Targaryen apenas ha tenido cambios en su trama. Vemos que en la serie se recrudecen los obstáculos que tiene que salvar para gobernar Meeren según su criterio pero tanto en los libros como en la serie vemos que no lo tiene nada fácil. Los Hijos de la Arpía, unos feroces asesinos que masacran a los libertos de la ciudad, no pararan hasta acabar con ella y los suyos. Vemos como la menor de los Targaryen comete algunos errores como ajusticiar a uno de sus consejeros y ganarse la desaprobación de sus libertos y por otro lado su resistencia a aliarse con los nobles que están de su lado vamos a decir entre comillas porque cualquier cosa es posible, hacen de ella una reina susceptible que solo encuentra consuelo con sus protectores, Misandey, Ser Barristan, Gusano Gris y Daario Naharis. 



De ellos el peor parado ha sido Ser Barristan Selmy que muere a manos de los Hijos de la Arpía mientras trataba de defender a Gusano Gris que acaba mal parado. Esto también ha traído cola ya que Ser Barristan precisamente es uno de esos personajes que no mueren en Danza de Dragones. ¿Pero y si muere en Vientos de Invierno? Solo George RR. Martin nos sacará de la duda. Se espera que en el noveno episodio Daenerys tenga una mayor presencia ya que recordemos que los novenos episodios de esta serie son los mejores:

Primera temporada: muerte de Eddard Stark.                                                      
Segunda temporada: combate del Aguasnegras.
Tercera temporada: muertes de Robb y Catelyn Stark.
Cuarta temporada: la batalla del Muro.

¿Será el noveno episodio de la quinta temporada la esperada escena rodada en Osuna?

Hablar de Daenerys nos hace volver al último episodio emitido. Jorah Mormont conseguía llegar hasta su reina en el séptimo llevando consigo a Tyrion Lannister. Hemos visto que estas dos tramas también han cambiado y para Ser Jorah terminará mal ya que se contagia de la peste gris al salvar a Tyrion de los hombres de piedra en Valyria. Decir también que esto ha sido una escena totalmente nueva ya que con la ausencia de ciertos personajes ha tenido que variar esta parte de la historia que al final quedó con mucho suspense. Se especula con la posibilidad de que Ser Jorah muera en el noveno episodio. ¿Qué pensáis vosotros? Cualquier cosa es posible.



Por su parte Tyrion y Varys iniciaban en los primeros episodios el viaje hacia Meeren donde el querido eunuco pensaba presentarse ante la última de los Targaryen hasta que se separan y dejamos de saber de Varys. Después de un largo viaje en el que escapa de los hombres de piedra y es vendido por unos esclavistas, Tyrion llega hasta Daenerys con la que mantiene una charla sincera y acaba a su servicio. Solo en los siguientes episodios veremos qué sucede. La cosa trae también cola entre puristas y admiradores de la serie. No parece un encuentro tan malo después de todo. Es lo bonito de las adaptaciones dicen unos, juntar a personajes que nunca se ven y ver qué sucede. Ocurre lo mismo con la trama de Sansa.


Toca hablar de Dorne. Esta trama es quizás la menos satisfactoria de toda la temporada. Leyendo los dos últimos libros tenemos unas tramas jugosas con Doran Martell y sus sobrinas pero lo que ha decepcionado a muchos, entre los que me incluyo es que no hayan aparecido los dos hijos mayores de Doran, Arianne y Quentyn, cuyas tramas daban mucho juego. Finalmente hemos podido ver a las tres hijas mayores de Oberyn, Obara, Nymeria y Tyenne, las tres junto con Ellaria Arena planean la muerte de Myrcella que recordemos es enviada a Dorne en la segunda temporada y ahora es la prometida del príncipe Trystane, heredero de Doran en la serie. Como decía la trama de Dorne ha decepcionado bastante, no se esperaba esto es en lo único que voy a discrepar. Disfruté mucho las escenas de Oberyn en la cuarta temporada y esperaba más con sus hijas y su hermano. Parece que solamente el personaje de Doran se ha mantenido más o menos fiel pero las Serpientes de Arena han sido un batacazo. Añadiendo la presencia de Jaime Lannister y Bronn que se enfrentan a las tres chicas en un intento chapucero por “rescatar” a Myrcella. Doran no iba a permitir que sus propias sobrinas matasen a la princesa, sus planes son otros.




Y para terminar hablamos de Cersei Lannister, otro personaje que apenas ha cambiado. En Festín de cuervos, novela donde aparecen más datos de la reina vemos su obcecación en no permitir que los Tyrell tomen partido algo que en la serie continua reflejándose con el añadido de las maniobras de Margaery que finalmente se casa con el pequeño Tommen cosa que saca de sus casillas a Cersei lo que la lleva a buscar nuevos apoyos y nada mejor que aliarse con un septón fanático que le traerá un buen quebradero de cabeza. Paso a paso. De los Tyrell solo aparecen Margaery, la abuela Olenna y Loras y una solitaria escena de Mace, padre de los dos hermanos. La constante presencia de Margaery simboliza la rivalidad de las dos reinas por tener el control, mientras que Cersei se procura enemigos, Margaery tiene de su lado al rey. Esto nos lleva a las conversaciones que la Lannister mantiene con el nuevo Septón Supremo que finalmente arresta a los hermanos Tyrell uno por fornicio antinatural y la otra por encubrimiento. Un movimiento rápido a diferencia de Festín de cuervos pero lo bueno de todo es que finalmente Cersei prueba su propia medicina y también es arrestada por fornicio después de que su primo Lancel confiese al septón todo lo que hicieron juntos.



Y hasta aquí la nueva reseña. ¿Qué os parece la adaptación? ¿Pensáis que Ser Jorah morirá junto con otros personajes? ¿Qué nos depara el noveno episodio? Al igual que el octavo también lo reseñaré la próxima semana. De haberlo pensado antes haría lo mismo con el resto. Solo quedan dos episodios para el final, ¿tendremos la sangre que se ve en Danza de Dragones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario