Las hijas del frío de Camilla Läckberg

lunes, 11 de mayo de 2015

Tercera parte de la saga de Camilla Läckberg que esta vez se sumerge en una historia aun más oscura que abarca niños abandonados, un espantoso crimen y una persecución peligrosa que pondrá a prueba las facultades de nuestros protagonistas.


Un pescador encuentra el cadáver de una niña en el mar y enseguida avisa a las autoridades. Muy pronto Patrik descubrirá que se trata de Sara, la hija de una amiga de Erica. El impacto que provoca en Charlotte, la madre de la niña es devastador y su engreída madre no contribuye a consolarla. Niclas, el marido de Charlotte y Stig, marido de Lilian tampoco pueden dar crédito a lo sucedido. Enseguida los rencores escapan y comienzan las acusaciones, desde un vecino quisquilloso hasta algún pervertido con debilidad por los niños, demasiados sospechosos por no contar los secretos individuales de cada miembro de la familia. Por otro lado Patrik y Erica deben hacer frente a su nueva vida junto a Maja, su hija de pocos meses que a llegado quebrantando la paz de la pareja.

LOS PROTAGONISTAS
Por un lado, Patrik experimenta los terrores de ser padre primerizo que se ven multiplicados al encontrar muerta a la pequeña Sara, por otro lado Erica que no comprende por qué la maternidad es tan destructiva para ella, se supone que los bebés no dan problemas pero Maja sí que los da. Llora a todas horas, a cada rato le tiene que dar el pecho y a cada rato su suegra le dice lo que hay que hacer lo que no y vaya forma de llevar la casa.

LA HISTORIA
De nuevo encontramos dos marcos temporales, El primero se inicia con la muerte de Sara, encontrada ahogada en el mar por un pescador, el examen forense revela que efectivamente se ahogó pero en agua dulce, posiblemente el agua de una bañera ya que se han encontrado restos de jabón en sus pulmones. Esto conlleva a una investigación complicada en la que todo es posible. ¿Quién podría asesinar a una niña? Desde un vecino a un pederasta sin contar cualquier móvil en el que no sea necesariamente ser pederasta para ser culpable. Por otro lado tenemos una oscura historia que arranca en 1923 con una caprichosa muchacha de buena posición que hace lo que le da la gana y maneja a su padre y que sin darse cuenta se mete en un lío vergonzoso.

OPINIÓN PERSONAL
He disfrutado leyendo Las hijas del frío, pienso que es una trama muy ambiciosa utilizando desde el principio los niños como víctimas y sus asesinos movidos por inesperadas razones. Uno de mis personajes preferidos es Lilian, la abuela de la niña asesinada como paradigma de mujer sufrida y que todo recae en ella y ella es la que hace las cosas y ella la que cuida a los enfermos, la típica mujer que convierte la existencia de los demás en un infierno. Por otro lado veo un poco, solo un poco, excesiva la trama de los años veinte pero se comprende más tarde cómo conecta la historia del pasado con la del presente, en realidad es bestial todo lo que sucede a partir de 1923 y ver cómo se abre al presente es genial.

1 comentario:

  1. Es mi libro favorito de la saga y la trama está bien conectada, tanto el pasado como la del presente (y menudo final, que no comento aquí que sino la Brigada Antispoiler me lincha y aún quiero seguir dando guerra xD).

    Por tu culpa la estoy releyendo de nuevo (me da que me voy a releer toda la saga de nuevo, porque hay cosas que apenas recuerdo) y a ver si te me lees ya El domador de leones, que necesito comentarla.

    ResponderEliminar