El autor James M. Cain

sábado, 20 de diciembre de 2014



James M. Cain, gran autor de novelas del género negro americano, controvertido, escandaloso, rompedor de las normas al presentar personajes tan polémicos como fueron sus protagonistas carentes de escrúpulos así como sus femme fatales. Autor de una larga lista de novelas de gran éxito así como las adaptaciones a la gran pantalla de la mano de artistas inmortales de la historia del cine. Con esta entrada no se pretende hacer una ficha técnica ni hablar en profundidad sobre temas de los que apenas conozco media palabra, se trata de acercar este fantástico autor al lector y arrojar algunos datos, solo algunos y que son conocidos por la mayoría de sus fieles.

DATOS PERSONALES.
James Mallahan Cain, nombre con el que firmaba sus novelas nació un 1 de julio de 1892 en Annapolis, en el estado de Maryland, Estados Unidos y murió un 27 de octubre de 1977 en University Park, Maryland.
Hijo de una familia católica de ascendencia irlandesa, su padre fue profesor mientras que su madre fue cantante de ópera, en un principio se interesó por la música pero carecía de talento vocal para seguir los pasos de su madre. Sus primeros pasos en la literatura comenzaron en Francia cuando fue llamado a filas en la I Guerra Mundial aunque él acudiría a Europa en 1917 cuando el conflicto llegaba a su fin para escribir una revista dedicada al ejército americano. Formado como periodista , a su regreso a Estados Unidos trabajó para The Baltimore Sun hasta que comenzó a escribir sus propias obras.En 1932 firmaría un contrato con la Paramount para ejercer de guionista pero acabaría desalentado al ver que sus escritos eran reescritos por otros guionistas y los continuos obstáculos de la burocracia de los estudios. Ya contaba 42 años de edad cuando se publicó su primera novela, la inolvidable El cartero siempre llama dos veces con la que ganó el éxito y que fue llevada a la gran pantalla. Se casó en tres ocasiones, una de ellas con la actriz Aileen Pringle con la que mantuvo tensas relaciones durante todo su matrimonio. Escribiría durante toda su vida hasta morir a la edad de 85 años en el mismo estado americano que le vio nacer. Hace muy poco se publicaba su última novela, The cocktail waitress, La camarera en español y que vio la luz gracias al trabajo de investigación de Charles Ardai.

ESTILO.
James M. Cain siempre fue severamente criticado por la acidez de sus novelas ya que seguía un estilo directo, controvertido y abierto que los canones de la época no aprobaban en absoluto pero que calaron perfectamente en un público entusiasta. No es de extrañar que algunas de sus novelas más directas, siempre con la clásica femme fatale de protagonista fueran llevadas al cine. Pero sus novelas siempre fueron sometidas a duras críticas. El protagonista, un hombre, ya fuera un vendedor de seguros, un buscavidas, un elegante millonario o un enamorado, se convertía en cómplice de una hermosa mujer, normalmente casada y con muy malas intenciones que llevaba a la perdición a este hombre aunque no siempre estas mujeres eran las culpables o lo eran los hombres o ellos se vieran arrastrados por las circunstancias al contrario, fueran quienes las provocaban. Hay un tema que entre los años treinta y sesenta, momento en que la mayoría de sus novelas fueron publicadas, no se mencionaba en público: la sexualidad. La sexualidad abierta y en todas sus formas y manifestaciones como el adulterio en El cartero siempre llama dos veces, los deseos libidinosos de un septugenario por una veinteañera en La camarera... temas censurados que no dudaba en plasmar en sus novelas como parte de sus tramas y parte de los distintos móviles del asesinato que existen. A día de hoy sigue siendo un tema controvertido pero sí mucho más abierto que hace veinte años.
Raymond Chandler, creador de Marlowe era otro de los que criticaba a Cain convirtiéndolo en el blanco de sus críticas basadas en su odio hacia Cain según unos. Pero a pesar de todo ello este hombre continuo haciendo lo que más le gustaba, escribir.

Hacia el final de su vida y sufriendo una dolorosa enfermedad cardíaca, Cain continuaba escribiendo, lo que nos lleva hasta su última novela, publicada mucho después de su muerte, La camarera. 
Cain escribía varias veces los comienzos de sus novelas, si no estaba satisfecho con el principio era muy capaz de echar a un lado cien páginas y comenzar de cero sin problema de ahí el perfeccionismo que le caracterizaba, buscaba diversos puntos de vista, Era muy capaz de cambiar el nombre a sus personajes, preparar el asesinato desde una perspectiva distinta, castigar al culpable o dejarlo en libertad y sin consecuencias.

A día de hoy está a la altura de grandes como Raymond Chandler o Dashiel Hammett e incluso sus novelas son estudiadas en universidades y se escriben tesis sobre ellas.

NOVELAS.
El cartero siempre llama dos veces
Una serenata o El suplicio de una madre
Mildred Pierce
Ligeramente escarlata
Carrera en do mayor
Pacto de sangre
El estafador
Más allá del deshonor
La mariposa
La polilla
Mujer pecadora
Mujer celosa
La raíz del mal
Galatea
Mignon
La esposa del mago
Al final del arcoiris
El instituto
El bebé en la nevera
Cloud nine
La isla encantada
La camarera

PELÍCULAS QUE SE BASARON EN ALGUNAS DE SUS NOVELAS.

EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES

En su primera adaptación en los años cuarenta fue protagonizada por Lana Turner en el papel de Cora y John Gardfield en el de Frank Chambers que llevarían la historia de infidelidad y asesinato con fidelidad. La segunda adaptación realizada en los años ochenta fue protagonizada por Jessica Lange y Jack Nicholson haciendo los mismos personajes que Gardfield y Turner,

Lana Turner caracterizada como Cora

Jessica Lange en la adaptación de los ochenta

PERDICIÓN

La adaptación se realizó en los años cuarenta y fue protagonizada por Barbara Stanwick y Fred MacMurray interpretando a Phyllis Nirdlinger y Walter Huff respectivamente. Estaban acompañados por Edward G. Robinson como Keyes, jefe de Huff.

Barbara Stanwick caracterizada como Phyllis

MILDRED PIERCE

Basada en la novela del mismo nombre, en nuestro país se publicó con el título de Alma en suplicio y estuvo protagonizada por Joan Crawford en el papel de Mildred, una abnegada madre que se veía obligada a trabajar duramente para mantener a sus hijas. Alcanzado el éxito, Mildred veía desmoronarse su vida ante los engaños, las traiciones y finalmente, por el crimen.

Joan Crawford caracterizada como Mildred

1 comentario:

  1. Gracias por alargarme los dientes. Ahora tengo ganas de leer algo del autor. ¿Por cuál me recomendarías que empezase? Y así a ver si me animo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar