La forma en que algunos mueren de Ross MacDonald

jueves, 30 de octubre de 2014

La tercera novela protagonizada por el perspicaz Lew Archer vio la luz por primera vez en 1951 y creaba un oscuro relato sobre lo que se ocultaba tras las rectas y bien posicionadas fachadas de quienes menos se espera uno que se relacionen con el escándalo. Archer se sumergía en esta novela en un complejo caso de dinero, drogas y asesinatos que unía a diferentes personajes cada uno marcado por su propio estigma. Se trata de una novela de casi trescientas páginas, rápida de leer y donde encontramos a un Macdonald directo en sus descripciones y en la forma de narrar la historia haciendo que sus personajes cobren vida. The way some people die título original en inglés es la novela más cruda que he leído hasta ahora de este autor y francamente me ha dejado muy buena impresión ya que a cada página se encuentran ejemplos de la miseria humana y sobre todo el peligro al que se ven expuestos por correr tras sus deseos.


SINOPSIS
El detective Lew Archer recibe el encargo de encontrar a Galley Lawrence, una joven y guapa enfermera que lleva tiempo sin ponerse en contacto con su madre quien desesperada recurre a los servicios del detective. Archer comenzará su investigación hablando con los más próximos al entorno de la joven descubriendo que Galley no gozaba de muy buena reputación al ser vista con hombres, Muy pronto el detective encuentra pistas que lo llevan hacia personajes de lo más sórdido, traficantes, matones y desesperados que harán lo que sea necesario por sobrevivir.

EL PROTAGONISTA

LEWIS ARCHER: es contratado por la señora Lawrence para encontrar el paradero de su hija, una enfermera de muy buena familia. La mujer está desesperada y Archer, al poco de comenzar la investigación encuentra datos preocupantes sobre los últimos pasos de Galley Lawrence antes de marcharse precipitadamente con un hombre con pinta de ganster. Conocedor de los bajos fondos y la naturaleza humana, a Archer no le sorprende encontrarse en el oscuro mundo del tráfico de drogas, adictos y matones al servicio de hombres poderosos y sin escrúpulos. Pero la verdad siempre se oculta entre bastidores y tras encontrar el primer cadáver Archer tendrá que utilizar su astucia si quiere acabar el encargo con éxito.

OPINIÓN PERSONAL

Nos encontramos ante un caso en el que la víctima de una desaparición es vista de distintas formas por parte de sus familiares y amigos y conocidos. ¿Una buena chica? ¿Mala? ¿Qué secretos podía guardar? De nuevo Macdonald nos ponía en la duda de si el caso acabaría bien o mal para el cliente. Es de sobra conocido que los casos de Archer siempre se complican pero esta vez se complicarán de mala manera.

QUÉ ENCONTRARÁ EL LECTOR
Una trama rápida salpicada de personajes peligrosos que están desesperados, una trama donde el detective tendrá que emplearse a fondo si quiere encontrar con vida a una joven que podría ser de todo menos una buena chica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario