La camarera de James M. Cain

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Esta es una novela inédita de James M. Cain, estuvo componiéndola casi al final de su vida, reescribiendo una y otra vez los personajes, dando cambios a la trama, por lo que son numerosos los manuscritos sobre esta historia que la colección de este año sacada con el periódico El País añadía a los Grandes clásicos de la novela negra de este verano. Siguiendo un estilo directo y sin tapujos, Cain nos muestra la historia de Joan Medford, una joven viuda que debe encontrar la forma de salir adelante tras la muerte de su marido.


SINOPSIS
Joan es una joven hermosa que tiene que sacar adelante a su hijo después de la muerte de su marido en un accidente. Tal vez que muriera fuera para bien pero Joan acumula deudas desde diversos frentes y necesita cuanto antes un trabajo que le proporcione beneficios inmediatos. Finalmente encuentra trabajo en un exclusivo bar de copas donde los clientes enseguida se fijan en ella y le dejan sustanciosas propinas. En especial uno de sus clientes, un anciano millonario, le deja buenas propinas y se porta de una manera tan correcta que para todo el mundo es evidente que quiere ir más allá sobre todo cuando le pide que se case con él.

JOAN MEDFORD
La protagonista de esta última novela de Cain es una mujer hermosa de curvas generosas que enseguida llama la atención de los hombres en especial del anciano millonario que le pide matrimonio pero además de hombres más jóvenes por los que se sentirá sexualmente atraída. Con este personaje, James Cain nos muestra la sensualidad femenina sin caer en el estereotipo de la devoradora insaciable o la inocentona chica que encuentra problemas sin quererlo. El personaje es presentado en primera persona y no escatima en comentarios personales sobre su propio cuerpo y la ropa que utiliza dejando ver el erotismo que irradia la novela además del aura de misterio propia de este género.

OPINIÓN PERSONAL
Es toda una sorpresa descubrir que al final de su carrera, Cain utilizaba un estilo más descarnado en sus personajes siempre acercándose al sexo como algo directo y no como un tabú social visto por la sociedad de la época que siempre lo tachó de provocador y pervertido. A mi modo de ver este autor se lanzaba directamente a lo más sórdido, a lo que la gente escondía pero que ahí siempre estaba, la psicología de sus personajes no solo se regían por el lucro inmediato sino también por atracción sexual. Claros ejemplos son otras de sus novelas como El cartero siempre llama dos veces donde el sexo aunque no explícito, es parte detonante de la historia.

LO QUE EL LECTOR ENCONTRARÁ
Encontrará, si es que ha leído antes otras novelas de este autor, una novela donde la protagonista utiliza sus encantos para sobrevivir y se verá atrapada en una trama compleja donde todo es posible además de ser la última novela de este genial autor que no pudo verla publicada ya que la escribió meses antes de morir. En lo referente al sexo, el lector no tiene que esperar porno gratuito, no hay que olvidar que es una novela escrita en los años setenta y el morbo y excitación que se lee no es el mismo que se puede encontrar ahora. Una novela adicta y recomendable para los abiertos a la última creación de un autor inmortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario