La niebla y la doncella de Lorenzo Silva

martes, 4 de febrero de 2014

Tercera entrega de las investigaciones llevadas a cabo por el sargento Bevilacqua y su compañera la cabo Chamorro. Para mí es la segunda novela que leo de Lorenzo Silva, la compré con el periódico a finales de año con una promoción de tres novelas de diferentes autores del género policíaco como Asa Larsson. El lejano país de los estanques fue una y ha sido reseñada con anterioridad con las mejoras añadidas, la otra novela es La reina sin espejo que me falta por leer. Vamos con el argumento.
Esta vez los protagonistas se trasladan a la isla de La Gomera en Canarias para desentrañar un asesinato cometido dos años antes allí y que ha quedado sin cerrar. En su día se juzgó a un político local padre de una adolescente que se veía con la víctima, este político acabó en libertad por falta de pruebas. El cuerpo de Iván López apareció en el parque nacional de la isla degollado y el vehículo que dos guardia civiles pertenecía al político pero este alegaba que se lo habían robado. La madre del chico lleva demasiado tiempo pidiendo justicia y que se reabra el caso de su hijo hasta que sus esfuerzos hacen que desde Madrid les envíen a Bevilacqua y Chamorro. En un caso donde las pistas hace tiempo que se han enfriado, ambos investigadores contarán con la colaboración de los agentes que se ocuparon del caso dirigiéndose sus pesquisas en los mismos pasos de dos años atrás.


Los protagonistas
Rubén Bevilacqua, ya conocemos el origen y ocupación de este hombre por la reseña de El lejano país de los estanques. Sargento de la Guardia Civil apodado Vila en sustitución de su exótico apellido. En esta ocasión Vila se siente atraído por la cabo Anglada quien conoció a Chamorro en la Academia tiempo atrás aunque Chamorro no parece muy dispuesta a recordar aquellos tiempos. Rubén encabeza la investigación del asesinato de Iván sirviéndose de la ayuda de los agentes que cubrieron la investigación dos años antes.

Virginia Chamorro, la compañera de Vila se sorprende al reencontrarse con Anglada después de su tiempo en la Academia y no parece muy feliz de verla. También sabemos que ahora sale con un agente antidisturbios pero no habla abiertamente de ello.

Ruth Anglada, cabo de la Guardia Civil en Canarias que conoció a Chamorro en la Academia antes de trasladarse a Canarias. Desde el principio Ruth manifiesta su interés por Rubén, es una mujer hermosa y sorprendente que enseguida se pone en las manos del sargento y lo guía a través de los distintos puntos de la isla donde fue visto por última vez la víctima.

Sobre la novela
A diferencia de su estancia en Mallorca, los protagonistas tienen que enfrentarse con una investigación ya realizada y supuestamente muerta ya que el culpable no fue descubierto aunque la opinión general apunta a Gómez Padilla por la relación que su hija mantenía con el difunto. Vila y Chamorro tienen que enfrentarse a las miradas recelosas y dilucidar las vías que siguieron sus compañeros dos años antes. Como toda buena novela de misterio nos llevamos la sorpresa al final de las páginas al verse descubierta la identidad del asesinato aunque la verdad siempre la tenemos delante los lectores. Silva nos sorprende una vez más con la identidad del asesino y los motivos que llevaron al asesinato original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario