Cumbres borrascosas de Emily Brontë

miércoles, 17 de mayo de 2017

Llevaba bastante tiempo queriendo empezar con el repertorio de las hermanas Brontë y decidí comenzar por esta novela que forma parte de la biblioteca de casa. Como se puede apreciar en la foto es parte de la colección de las cien joyas del milenio que se podían adquirir con el periódico El Mundo. El prólogo fue escrito por Paula Izquierdo. Whuthering Heights en el inglés original se publicó en 1847 siendo la obra más conocida de Emily Brontë.


Cumbres borrascosas es el escenario principal de esta trama protagonizado por Heathcliff pero cuya historia es narrada por terceras personas. Francamente siempre había pensado que Cumbres era una historia romántica y algunos la tienen considerada como tal pero otros opinan todo lo contrario y la verdad es que Cumbres me ha sorprendido por su fuerza, no es una historia romántica, al menos no me lo ha parecido, es la historia de una espiral de venganza, rencor y obsesión. Tampoco es que yo esté muy metido en el tema del romanticismo así que por no liar la cosa ya me pondré a investigar.

Los principales protagonistas son Heathcliff y Catherine, enamorados durante años y separados por su potente personalidad. En el inicio de la historia, el señor Lockwood acude a visitar a su arrendador encontrándose un ambiente ominoso donde no es bien recibido y donde todos parecen estar contra todos. Poco después escucha de labios de su criada, Nelly, la historia de los Earnshaw, propietarios de Cumbres borrascosas y de los Linton, propietarios de la granja Thrushcross y vecinos inmediatos. La historia comienza desde la niñez de Catherine, con la llegada de Heathcliff, posiblemente un huérfano de los que abundaban en las ciudades y del trato que ambos sufrirán cuando Hindley, el hermano de ella, pase a controlar sus vidas. Pasará el tiempo y el amor crecerá entre ellos chocando constantemente sus caracteres, Heathcliff reservado y colérico y Catherine resuelta y aún más colérica todavía. Si sumamos la brutalidad de Hindley tenemos el cóctel molotov perfecto.

Parece ser que Cumbres es un foco de irracionalidad que infecta a sus habitantes. Todos, incluyendo a la servidumbre son pasionales hasta decir basta. Hay agresiones verbales y físicas entre ellos. La brutal escena en la que Catherine y Heathcliff se reprochan sus actitudes contiene rabia, desesperación y a pesar de todo, amor porque no pueden vivir el uno sin el otro pero tampoco pueden vivir juntos. Este comportamiento choca con el manso y tranquilo comportamiento de los hermanos Linton, Edgar enamorado de Catherine e Isabella enamorada de Heathcliff sin ser correspondida. Los dos hermanos viven en Thrushcross, el segundo escenario de la trama. Conocemos los detalles por la historia de la criada que es testigo de la mayoría de los sucesos. Antes de comenzar a leer pensaba que sería Catherine quien contaría su historia en primera persona o al menos un narrador omnisciente pero tenemos a un testigo de los hechos que cuenta la historia a otra persona ajena a las dos familias.


La autora
Emily Jane Brontë nació en Thornton, Yorkshire, el 30 de juliode 1818. Fue la quinta de seis hermanos. En 1820 su padre fue nombrado párroco en la parroquia de Haworth por lo que toda la familia se trasladó allí. Su madre moriría al año siguiente. En 1824 Emily y sus hermanas Charlotte, Mary y Elizabeth fueron enviadas al colegio de Clergy Daughters en Cowan Bridge, Lancashire donde enfermaron de tuberculosis. Las pésimas condiciones del colegio eran un auténtico peligro para todas las alumnas. Las hermanas fueron devueltas a casa donde Elizabeth y Mary fallecerían al año siguiente. Quedarían entonces cuatro de los hermanos. Charlotte se inspiraría en ese horrible colegio para escribir su novela más famosa, Jane Eyre.
Los hermanos poseían una gran imaginación, refugio que encontraron ante tan terribles experiencias que vivieron en tan poco tiempo. Llegarían a inventar nuevos países (Angria, Gondal y Glass Town), cuyas aventuras se encuentran en varias compilaciones que se conservan excepto los creados por Emily y Anne aunque sí que se conservan algunos poemas de Emily de esa época.
Emily comenzaría a trabajar de institutriz en 1838 en Law Hill cerca de Halifax. Charlotte estudiaría en un colegio privado de Bruselas hasta que la muerte de su tía la hizo regresar. Desde entonces, Emily quedó al cuidado de la familia. Una nueva desgracia golpearía a las hermanas cuando su hermano Branwell, que no había tenido suerte en el mundo del arte, había sido despedido de su empleo y supuestamente por querer cortejar a la esposa de su jefe. Fue adicto al alcohol y el opio lo que contribuyó a degenerar su salud pese a los intentos de Emily por alejarle del vicio.
Durante todo este tiempo fue escribiendo sus poemas y relatos, escritos que no podría publicar con su nombre por la condición de ser mujer. Debemos verla en su contexto histórico, la literatura era cosa de hombres, las mujeres por mucha imaginación y ganas de crear tenían que verse reducidas al hogar. Como máximo podían llegar a ser institutrices, el caso de Emily. Si tenían la “suerte” de pertenecer a la nobleza, su cultura intelectual crecería hasta un tope, estarían también subordinadas a la familia. Ante este panorama, las hermanas Brontë probaron a publicar las poesías de Emily aunque no alcanzaron gran fama. Más tarde, cada una de ellas escribieron sus propias novelas. En el caso de Emily, creó Cumbres borrascosas.
Como no podía publicarla con su nombre utilizó el pseudónimo de Ellis Bell mientras que sus hermanas utilizarían el de Currer Bell y Acton Bell usando sus iniciales. Otro problema fue que la sociedad de su tiempo no aceptaba a las protagonistas femeninas fuertes e independientes que vivían tremendas historias de amor. Era feo. Era inmoral que aquello sucediese aunque fuera en la ficción sobre todo si lo escribía una mujer. El poeta Robert Southey después de recibir una carta de Charlotte pidiendo su apoyo le respondió de la siguiente forma: “La literatura no es asunto de mujeres y no debería serlo nunca”. Charlotte no revelaría su nombre al público hasta que sus libros no tuvieron éxito.

Emily Brontë falleció el 19 de diciembre de 1848 también de tuberculosis con apenas treinta años de edad. A día de hoy sus obras son mundialmente conocidas y se han adaptado al teatro y el cine con gran éxito.

Información sobre las Brontë se puede encontrar en cualquier sitio. Si queréis leer sus obras os sugiero que os deis una vuelta por este video de Crónicas de Magrat donde habla de cómo acercarse a las novelas de las tres hermanas.

Podéis pasar por su canal, Crónmicas de Magrat y buscar directamente el video, Hablando de… Las hermanas Brontë o podéis ir con el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=dZgC-LT_LZE
Si no os funciona copiadlo y lo ponéis en el buscador directamente.

Un mal nombre de Elena Ferrante

lunes, 15 de mayo de 2017

Después de una accidentada lectura de la primera parte de la saga Dos amigas vuelvo con la segunda entrega para hablaros de mis impresiones una vez más. Sí, estáis leyendo bien, estoy siguiendo esta saga, ¿no lo creísteis cuando hice la anterior reseña? Pues aquí está para vuestro deleite. Storia del nuovo cognome en el original es una novela de 2012. Este ejemplar de Lumen es de 2016, viene de la biblioteca. En 2013 Penguin Random House inició su distribución en España.


La historia contada en primera persona por Lenú continúa en el mismo punto donde cortaba en La amiga estupenda en ese instante inesperado que se desarrolla en el primer capítulo. Como no quiero destripar muchas cosas lo dejaremos ahí y ya si queréis leerlo pues sois libres.
Después del primer encuentro me esperaba cogerle más asco a los personajes pero resulta que no. La segunda parte me ha gustado mucho, me he reconciliado un poco con Ferrante. Los personajes no solamente han crecido físicamente ya que la protagonista nos detalla muy poco tiempo esta vez pero tanto a ella como a los demás personajes les ha sucedido de todo. Lenú nos habla del matrimonio de Lila, un matrimonio que desde el primer día se va al desastre con la actitud de Stefano que se revela como un miserable mientras que la propia Lila sufre altibajos que nos llevan a centrarnos en su psicología interna, sus deseos y odios lo que nos lleva a hacernos unas cuantas preguntas. Los amigos del barrio también han crecido, Ada trabaja en la charcutería de Stefano Gigliola, Pinuccia, Carmela entran en la fase de encontrar un novio y estabilidad, Antonio y los demás chicos deben hacer el servicio militar obligatorio, Silvio Solara pagó para que sus hijos Marcello y Michele no tuvieran que ir. De nuevo con los Solara se pone de manifiesto la corrupción, todo funciona con dinero y cuanto más dinero se tenga mejor. Al mismo tiempo este dinero se envidia pero habrá quien no lo desee y busque otras formas mientras que otros lo querrán como símbolo de estabilidad o por ideales filosóficos.
Lenú nos hablará de sus primeros amores y experiencias. A diferencia de su amiga ella deberá trabajar para ayudar en casa y que sus padres puedan costearle los estudios ya que sigue estudiando. Todo el mundo dice que tiene cabeza para ello. La relación con su familia es la misma pero esta vez veremos y hasta llegaremos a comprender un poco a la madre regañona y propensa a los silencios.

Esta segunda parte es muy distinta de la anterior, muy centrada en las relaciones amorosas, los obstáculos económicos y de nuevo las rivalidades entre los personajes. Ya no hay tanta dependencia de Lenú hacia Lila pero el poso sigue ahí. Habrá que esperar al tercer tomo para saber cómo prosigue esta historia. La escritura de la autora nos muestra una vez más la división de clases en el Nápoles de los años cincuenta, diferencias económicas, culturales, ideológicas… Los Solara y ahora los Carracci representan esa “elite” en el barrio. El resto de familias como los Greco o Cerullo son los humildes, los que trabajan duro para conseguir el dinero que nunca es suficiente para las cosas más sencillas. Siempre se asocia la falta de educación a los barrios marginados pero vemos que Lenú tras el colegio sigue estudiando y accede a estudios superiores mientras que sus amigas se han quedado con los conocimientos de la escuela al igual que los chicos. Exceptuando a Alfonso o Nino Sarratore, los demás deben ponerse a trabajar para mantener a sus familias mientras que otros como los Solara han seguido la senda fácil y se han convertido en los jefecillos de la zona, tienen influencia y poder para hacer lo que quieran y tenemos en la novela quien está en contra de ellos y quien procura arrimarse todo lo que puede para rascar lo que caiga. Aparte del tema de las apariencias, la vida en el matrimonio, lo que hombres y mujeres esperan de un matrimonio, aquí no aparecen argumentos feministas pero si hay ejemplos que se pueden dar tanto en la vida real, nuestro presente y como se dieron también en el pasado, en tiempos de nuestras abuelas y más atrás todavía.

Los siguientes tomos son: Las deudas del cuerpo y La niña perdida.

Si habéis llegado a esta reseña y tenéis curiosidad por ver la de La amiga estupenda os advierto que lo que pensaba era muy distinto pero no dejo de poner en claro la excepcional forma de escribir de esta autora o autor (ya sabemos cómo funcionan los pseudónimos). Si has leído la novela y quieres dejar tu opinión eres bienvenido. Si no la has leído pero tienes curiosidad por la autora, dale una oportunidad pero ten presente mi primera reseña. Si no te ha gustado y quieres destripar, te recuerdo que aquí no se admiten spoilers ni faltar al respeto a quien sí le haya gustado la historia.

El murciélago de Jo Nesbø

jueves, 11 de mayo de 2017

Siempre que me ponía a mirar libros de este autor leía en la contraportada mensajes estimulantes sobre autores que habían leído x título de la saga elogiándolo al igual que varios periódicos. Luego también encontraba buenas referencias, críticas buenas de lectores que modo que decidí arriesgarme y sacarlo de la biblioteca. Flaggermusmannen en el idioma original, se publicó en 1997. Esta edición de Penguin Randon House Grupo Editorial, S. A. U. es de 2015.


Inger Holter, de nacionalidad noruega, aparece asesinada en un acantilado próximo a Sídney, Australia. La habían violado y después estrangulado. El inspector Harry Hole de la policía de Oslo viajará hasta el lugar para trabajar con la policía local y descubrir al asesino. Muy pronto la investigación se centrará en Evan White, un conocido camello que mantuvo una relación con la chica. Claro que también podría tratarse de un asesino en serie. El libro se desarrolla en tres partes.

Nuestro protagonista es un hombre tranquilo, que no bebe alcohol, con un sentido del humor un tanto extraño, guarda un secreto desde hace tiempo. Hará buenas migas con Andrew Kensington, inspector de Sídney que le guiará por la ciudad y alrededores al tiempo que le relata historias de la cultura aborigen. Todo inspector de novela negra tiene su culpa y Harry no se encuentra exento de ella. Al tiempo que se desarrolla la investigación conocemos mejor a Holy, como lo llaman en comisaría y vamos comprendiendo su actitud. La investigación es bastante curiosa, toca diversos tipos de los bajos fondos desde el tráfico de drogas hasta el mundo de la prostitución y la homosexualidad junto al personaje de Otto. Aparte de numerosas alusiones al pasado colonial de Australia, tenemos las versiones de personajes como Andrew y Joseph que cuentan a Harry historias de los primeros aborígenes como la de Bubbur, la serpiente asesina. Andrew es un personaje interesante, desciende de aborígenes, tiene la actitud de un poli que ha visto mucha mierda y sabe moverse entre la basura.
También encontramos espacio para el amor, Harry conoce a Birgitta, una camarera amiga de Inger Holter. Entre ellos se establece una relación más bien basada en el sexo. Birgitta es un personaje que me ha gustado bastante, es una chica que sabe lo que quiere.

Como ya he dicho, es una novela bastante recomendada pero intuyo que siendo la primera vez que leía a Nesbø iba con las expectativas un poco altas. No es que la novela sea mala, al contrario, es de lectura ágil, mantiene el suspense, sus personajes me han gustado en su mayoría pero no me ha entusiasmado tanto como esperaba. El final es un tanto melodramático. Quizás es que iba con las expectativas altas pero no descarto probar con las siguientes.


El autor
Jo Nesbø  nació en Oslo, Noruega el 29 de marzo de 1960. Antes de dedicarse a la literatura fue el líder y cantante del grupo musical de rock Di Derre. Publica en 1997 su primera novela que recibió el premio Rivertonprisen (Riverton) a la mejor novela negra noruega y el Glassnøkkelen un año más tarde como mejor novela negra de los países nórdicos. En el año 2000 recibió el premio Bokhandlerprisen por Petirrojo y lo volvería a ganar en 2008 por El muñeco de nieve.

Obra 
Serie Harry Hole
El murciélago 1997
Cucarachas 1998
Petirrojo 2000
Némesis 2002
La estrella del diablo 2003
El redentor 2005
El muñeco de nieve 2007
El leopardo 2009
Fantasma 2010
Policía 2013
La sed 2017

Serie Doctor Proctor (novela juvenil)
El doctor Proctor y los polvos tirapedos 2007
El doctor Proctor y la bañera del tiempo 2008
El doctor Proctor y el fin del mundo. O no. 2010
El doctor Proctor y el gran robo 2012

Serie Olav Johansen (no publicada en español)
Blod pa  snø2015
Mere blod 2015

Novelas independientes (no publicadas en español)
Stemmer fra Balkan/Atten dager i mai 1999
Karusellmusikk 2001 (relatos)
Det hvite hotellet 2007
Hodejegerne 2008 (Headhunters traducida al español)
Sønner

Nadie lo ha oído de Mari Jungstedt

jueves, 4 de mayo de 2017

Segunda entrega de la saga ambientada en la isla de Gotland y protagonizada por Anders Knutas. I denna stilla natt es su título original en sueco, se publicó en 2004, esta edición de Maeva es del año 2009.


Knutas y su equipo tienen que investigar el violento asesinato de Henry Dahlström, un fotógrafo alcohólico que ha aparecido en el cuarto que utilizaba para revelar sus fotos. El lugar se encuentra en el sótano del edificio donde vivía. Ninguno de los vecinos sabe nada, tan solo que bebía y de vez en cuando organizaba alguna fiesta subida de tono en su piso. Unos días antes de su muerte, Dahlström había ganado una buena cantidad de dinero apostando en las carreras de caballos, cuando la policía inspecciona el piso descubre que alguien lo ha registrado y se ha llevado el dinero. Knutas y Karin tendrán que hablar con los compañeros de borrachera que aseguran no saber nada de sus asuntos. Sus parientes más cercanos tampoco tenían mucha relación con él desde que comenzó a beber.


Leí la primera entrega de esta saga y no es que me dejara muy buen sabor de boca. Claro que por ser el primer contacto pues no andaba yo muy atino pero esta segunda historia tampoco me ha gustado es más, la primera novela la considero mejor. Ojo, solamente he leído estas dos. No sé, creo que le falta un poco más de consistencia. La trama del asesinato está bien planteada pero creo que enlaza con la de Fanny Jannson con pinzas y eso que es una trama más dura. Me ha faltado mayor contacto con la familia de Dahlström, está claro que ellos le dieron de lado cuando se convirtió en alcohólico pero creo que podrían aportar algo más. El que sigue sin gustarme es el periodista, Johan Berg, ¿por qué sigue este tío aquí? SPOILER su trama con Emma no me ha llamado nada, incluso me he saltado las partes que protagonizaban ellos, no puedo. En cuanto a la resolución del caso, simplemente, no me lo trago. No me voy a matar para comprar el resto de la saga, temiéndome una decepción saqué este libro de la biblioteca, allí creo que los tienen todos de Jungstedt y con el tiempo los iré leyendo a menos que el tercero acabé por rematar la faena.

H. P. Lovecraft

domingo, 30 de abril de 2017


Vamos con la sexta entrega del Autor del mes y en esta ocasión os traigo al maestro del terror cósmico. Fue en mi primer año de universidad cuando conocí a este autor gracias a un amigo que me dejó leer El intruso y otros relatos, fue el primer encuentro y quedé muy impresionado por la genialidad de este hombre. Ya después en sucesivas ferias del libro de segunda mano fui comprando otras recopilaciones, la mayoría se encuentran reseñadas en el blog, fui adentrándome en el universo de Cthulhu y sus numerosas y diferentes manifestaciones. Lovecraft fue un gran escritor pero tuvo una vida un tanto extraña y no es que fuera un encanto de persona.

Howard Phillips Lovecraft nació en Providence, Rhode Island, Estados Unidos el 20 de agosto de 1890. Firmaba sus obras con sus iniciales. Se le considera el padre del terror cósmico. Fue el único hijo de Winfield Scott Lovecraft y de Sarah Susan Phillips, quedaría bajo la tutela de su madre tras la temprana muerte del padre. Sus antepasados por vía materna llegaron a las costas americanas a bordo del Mayflower procedentes de Inglaterra al igual que los ancestros de su padre. Como es bien sabido, fue un niño bastante solitario que frecuentaba parajes apartados dando rienda suelta a su gran imaginación y en parte por su madre que no quería que jugara con niños de “menor categoría” y que era bastante mediocre. Tras la muerte de su padre en 1898, víctima de la neurosífilis en el hospital psiquiátrico de Providence, queda bajo la tutela de su madre que se ocupa de su educación bajo el amparo de su abuelo materno, Whipple Van Buren Phillips y sus tías Lillian Delora y Annie Emeline Phillips. Residían en la casa familiar y el chico apenas tuvo contacto con el mundo exterior.

Fue un verdadero niño prodigio. A los dos años recitaba poesía, a los tres años ya leía con fluidez y a los seis, siete años escribía. Uno de sus géneros preferidos era la novela policíaca. Con quince años escribió su primer relato, La bestia en la cueva, a imitación de los cuentos de terror góticos. Con dieciséis años escribía una columna de astronomía para el Providence Tribune. También es sabido, es uno de los detalles que más se incluyen, su declaración a los cincos años de ser ateo, convicción que mantuvo hasta su muerte. Tan solo pudo asistir un año al colegio y más tarde que los otros chicos debido a su delicada salud. No volvería hasta los trece o catorce años cursando dos años de educación secundaria hasta que dejó los estudios definitivamente. Durante este periodo se dedicó a escribir pequeños ensayos científicos como aficionado para una revista.

Con la muerte de su abuelo se produjo una crisis familiar al quedar esta en mala situación debido a la mala gestión del dinero. Lovecraft, su madre y sus tías tuvieron que trasladarse a otra vivienda. Fue entonces cuando el joven consideró la idea de suicidarse. Apenas mantendría contacto con el mundo exterior mientras escribía sus primeros relatos.

La muerte de su madre en 1921 supuso un fuerte golpe para Lovecraft ya que era uno de los pilares más importantes de su vida. Prácticamente ella le había criado y condicionado según su cerrado criterio. Comenzaría a trabajar para ganarse la vida escribiendo para otros autores conociendo a Robert E. Howard, Clark Ashton Smith, Robert Bloch… ellos formarían parte del Círculo de Lovecraft. En una convención de escritores aficionados conoció a Sonia H. Greene, siete años mayor que él y por la que se sintió atraído y con la que se casó en 1924 sin el consentimiento de las tías del novio. Sonia Greene era una mujer de fuerte personalidad que también escribía como aficionada publicando en la United Amateur Press Association. Tuvieron fuertes problemas económicos por lo que tuvieron que separarse cuando Sonia encontró trabajo en Cleveland mientras su marido permanecía en su barrio de Brooklin, Red Hook, lugar que figuraría en su relato El horror de Red Hook. Esta zona tenía una fuerte población emigrante cosa que horrorizaba a Lovecraft cuyo racismo venía implantado durante su crecimiento con su madre. El hecho de no encontrar un trabajo estable repercutía en su personalidad. En 1926 la pareja se divorciaba de forma amistosa aunque solo de palabra. Volvió a vivir con sus tías en Providence pero su abatimiento sigue creciendo. Es entonces cuando su producción aumenta y crea sus mejores obras, las relacionadas con el mito de Cthulhu. Su aislamiento lo compensaba con su frecuente correspondencia con nuevos y viejos amigos también escritores. Sus tías fallecen en los años treinta y además su amigo Robert E. Howard se suicida. Estas tres muertes calaron hondo en el escritor.

Murió el 15 de marzo de 1937 con 46 años. A finales de febrero de ese año tuvo que ingresar en el hospital. Su estado de salud se había agravado los últimos años sumando los reveses familiares. Al parecer la causa de su muerte estuvo relacionada con una inflamación de los riñones sumado al cáncer intestinal que padecía.

Esto en cuanto a su biografía se puede encontrar en cualquier web. Si algo me gusta de Lovecraft es esa capacidad de sugestión, de transportarnos hasta su universo y hacernos ver las cosas más insignificantes con otra mirada. Al cabo que no he vuelto a mirar el mar o las montañas de la misma forma sin acordarme de Cthulhu en las profundidades o los habitantes de Innsmouth. Gracias a Lovecraft tenemos un culto de millones de años que se puede manifestar en cualquier parte. Quién sabe si nuestros antepasados jugaron con las fuerzas ocultas y que las consecuencias lleguen hasta nosotros como se ve en varios de sus relatos.
Como veis no he hecho hincapié en su forma de escribir ni nada, eso será para otra entrada.

Lovecraft fue un hombre que a fin de cuentas vivió en bastante tensión, desde el ambiente familiar tan clasista y cerrado hasta sus propias ideas, veía cosas por todas partes y junto a sus experiencias creó estas obras tan inmortales. También hay que verlo con los ojos de aquella época, finales del siglo XIX, una madre criada de una forma, la clase era lo más importante, antecedentes familiares puritanos y más puritanos que los americanos de pura cepa no hay nadie. Luego las dificultades del siglo XX, la Gran Depresión, la salud, un auténtico cóctel molotov para una persona sensible como nuestro autor.

Book tag: Manías literarias

miércoles, 26 de abril de 2017


Yo no soy de hacer book tags, hace tiempo me metí un poco con ellos pero este me ha parecido interesante y encima me ha nominado uno de mis blogueros preferidos, Jan, de Trotalibros. Por una vez un tag me parece divertido, me lo he pasado bien haciéndolo y espero que os guste. Sin más preámbulos mis 10 manías literarias

1 No se come encima de los libros
Es algo que no puedo soportar. Un libro no es una bandeja y me fastidia mucho encontrarme miguitas, manchas y demás horrores en ellos. Si como con un libro en la mano procuro tenerlo en alto, respetando la distancia de seguridad. Por no hablar de esa gente que pone tazas llenas de lo que sea encima de las páginas, vasos, botellas… DANGER!



2 No hagas daño al libro
Sobre todo cuando me toca sacarlos de la biblioteca ya sea para hacer un trabajo o leer y pasarlo bien, a menudo me he encontrado libros rotos, páginas enteras subrayadas en fosforito, libros remendados o torcidos por posturas imposibles y solo se me viene a la cabeza hacer daño, MUCHA PUPA.



3 No importa la edición
Eso de tener mis libros favoritos en la misma edición no va conmigo primero, porque no los encuentro todos reunidos en la misma edición y segundo, porque si el autor me gusta me da igual el formato que tenga.



4 Leer cuatro libros a la vez o más
Verdaderamente admiro a los que podéis leer de uno en uno pero no es mi caso. A veces me he juntado con hasta diez libros, creo que ese es mi límite, puedo estar con cinco a la vez en caso de que alguno de esos libros sea muy largo o bastante chungo de digerir y entre medias tenga lectura ligera. El caso es que me monto diferentes escenarios.



5 Me toca mucho la patata
Siempre hay personajes que nos encantan y disfrutamos con ellos pero es leer la muerte de uno de ellos o que le ocurra algo muy chungo y eso…



6 Si eres de confianza te lo presto
Es muy raro que preste un libro a menos que sea una persona que me lo va a devolver íntegro, sin desperfectos, tal y como se lo dejé el primer día. Si has recibido un libro mío sonríe porque entonces entras en mi rígido e inaccesible círculo de confianza lectora.



7 Soltar frases leídas en libros
No sería yo si no soltase de golpe un “Carbón ardiendo en el sitio de su pecado” cuando me enfado con alguien. O un “Shame” en broma o cuando un colega la lía descaradamente. O un “Espera mi llegada con la primera luz del quinto día, al alba, mira al este” para despedirme.



8 ¡Ya voy!
¿Cuántas veces estás leyendo y te llaman para alguna cosa? Pues eso es amigos, me molesta que me llamen cuando estoy leyendo y más si me haces ir para alguna chorrada y más cuando estoy en algún momento interesante.



9 El ambiente para la lectura
Sobre todo tranquilidad, un sitio cómodo, algo de música si apetece y sobre todo ser fabuloso.



10 Cuidadin
Soy muy pesado pero hay que llevar cuidado con las cosas y más cuando un libro no me pertenece ya sea un préstamo o lo esté ojeando en la librería. Lo cojo con cuidado, procuro no abrirlo más de la cuenta porque abrirlo hasta ver la cola que pega las páginas a la lomera es superior a mis fuerzas. También cuando los llevo en la mochila voy atento por si van en mala posición. Todo sea para proteger a mis pequeños.



Las tres manías que comparto con Jan.
1 Ese olor hermoso, maravilloso y todos los osos adjetivales. Me mola abrir un libro nuevo y esnifar ese olor.



2 Si llego a la mitad del libro y veo que la cosa no tiene arreglo o lo dejo o sigo. ¿Qué quiero decir? Si un libro me aburre lo dejo y no pienso más en él o hago una mala crítica. En caso de que llegue a la mitad y no me guste entonces la crítica puede ser peor.



3 Orden en mis estanterías. Ningún libro fuera de su sitio, todos muy bien puestos, sin alteraciones. El estante superior es para Agatha Christie y todavía falta espacio para la colección. Los otros dos alternan novela negra, fantástica, histórica… Abajo del todo hay un armario donde se junta más novela negra.



Pues hasta aquí mi primer Book tag. Dejad en los comentarios si compartís alguna o todas mis manías que no muerdo. Comenta también si conoces a los personajes de las series que he usado.
Por si no los conocéis, la imagen de cabecera es Hester (Lea Michele) de Scream Queens, 2 Regina the Evil Queen de Once upon a time (Lana Parrilla, sí, veo ese despropósito, quiero saber cómo acabará esta reina). 4 las clones de Orphan Black (Tatiana Maslany), 5 Dr Who y Donna Noble de Dr Who (David Tennant y Catherine Tate, 4 temp). 7 Gandalf de El Señor de los Anillos (este lo conocéis todos). 8 Zelena, la malvada bruja del oeste de Once upon a time (Rebeca Madder, también quiero saber cómo termina la sis de Regina). 9 Liz Taylor de American Horror Story, Hotel (Dennis O'Hare). 10 la niñera de Bart en los Simpson primigenios. Bonus, Willow de Buffy Cazavampiros y The Red Devil de Scream Queens.

Nomino a estas personitas si es que se animan. Es voluntario. Si quieren. Lo que sea.

Angry Bego de La marmota mecánica
David de Río de Letras
David de Las lecturas de Mr. Davidmore
Isidro de Mi opinión de mierda

¿Qué demonios pasa?

lunes, 24 de abril de 2017

Hace mucho tiempo que no me daba por escribir en este apartado pero hoy me ha dado por ahí. Uno no se dedica a estar todo el día pendiente de la blogosfera y YouTube ni andar pendiente de las redes sociales para ver qué pasa o que deja de pasar. Más bien orbito por algunas zonas pero me llegan cosas que me dan que pensar y a veces asustar.


No sé qué coño pasa últimamente pero me encuentro cosas como que los blogueros y los booktubers son los salvadores de la literatura en España. Excuse me, yo leo sin necesidad de que nadie me lo diga. Sí que hago caso de gente que me hace recomendaciones pero no voy a asaltar las librerías para comprarme todos los títulos que me mencionan, para eso tengo el carnet de la biblioteca y lo estoy explotando como un poseso. Puede que menos. La verdad es que hace unas semanas que me lo hice. Sí, yo no tenía carnet de la biblioteca hasta ahora que cosas.


Disculpad que no enseñe el nombre y el nº del DNI.

La mayoría de veces me encuentro con que esta gente ha recibido libros de las editoriales para hacer una reseña positivista. Los que no colaboran con las editoriales parece ser que se compran todo lo que sale y eso me lleva a preguntarme si sus padres son ricos o esos chicos y chicas tienen un trabajo remunerado o qué. Es un consumo acojonante.


(Solo algunos, en realidad hay blogueros y booktubers que tiran de la biblioteca de casa o la pública y hasta de librerías de segunda mano, no todos mamamos de las editoriales porque nos den cosas gratis)

Otra cuestión. ¿En serio hay gente peleándose por si los blogueros o los booktubers están salvando la literatura? Primero hay que decir que muchos de esos blogueros sólo reseñan novela juvenil, cosa que yo no leo y no me interesa. Segundo, muchos booktubers hacen lo puto mismo. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Salvan la literatura en general o solo una parte cutre? En mis tiempos leí novelas para “jóvenes” que me gustaron pero no tienen ni punto de comparación con las que hay ahora. Lo juvenil está de moda. Desgraciadamente.



Hace poco me encontré con un tweet que enlazaba con una “reseña” en YouTube de una muchacha que hablaba en apenas tres minutos de dos libros. Del primero no hice mucho caso pero el segundo era La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, ese libro que casi todos hemos leído. No es que yo lo glorifique pero hablar de un libro que “recomiendas a todo el mundo” pero “no te atrapa” pero las “sensaciones” te molan pero “no te terminó de gustar” ¿¿¿¿¿?????


¿En qué quedamos?

Otra cosa que me hizo mucha gracia fue el postureo en Instagram de voraces lectores que utilizaban libros y escenarios para hacer maravillosas fotografías con millones de hastags. Escenarios de ensueño. Gente que lee rodeados de piñas cual bosque mediterráneo. Libros desmembrados. Creo que ya lo he visto todo.

Yo en mi escenario maravilloso

Lo podéis ver aquí si queréis es muy diver: http://www.yorokobu.es/bookstagrammers/

CONCLUSIÓN

Leed lo que os de la puta gana.

Si queréis leer en escenarios bonitos y hacéis foto pues muy bien pero hacedlo con moderación o no lo hagáis si no os apetece.

Esta bien seguir recomendaciones pero al final el/la que lee eres tú.

Tu opinión es válida siempre y cuando no vayas en plan diva o divo (puto lenguaje inclusivo) y te dediques a empoderar o destruir el libro. Si lo destruyes haz como yo y otros miembros de la resistencia y pon razones no te quedes con el salchichero cutre “no me atrapó” y por supuesto eres muy libre de hacer una reseña negativa o no hacerla. En mi caso me he dejado algunos libros malos sin reseñar porque no me ha dado la gana.

Si el libro te gusta haz lo mismo, da razones, razone su respuesta como en los exámenes.

Una foto bonita de un libro en un escenario maravilloso puede estar bien pero con tranquilidad.

Manda lejos a todos aquellos que quieran imponerte lecturas. Elige aunque te equivoques pero elige tú.

Cuando otros eligen por ti