¿Qué va a pasar con La estantería al completo?

miércoles, 28 de noviembre de 2018


Llevo dándole vueltas al asunto desde hace unos meses. De un tiempo a esta parte empiezo a estar cansado de hacer el mismo contenido. Esto va unido a la cancelación del reto de los cien libros que me auto impuse a primeros de año. Estoy cansado. Escribir en el blog ya no me reporta la misma satisfacción. Esto no quiere decir que vaya a abandonarlo del todo, el número de reseñas se va a reducir al máximo en parte por el poco feed que este blog ha recibido desde el principio. El número de seguidores siempre me ha dado igual pero si lo sumamos al poco número de comentarios que resulta que también me da igual, yo contento de contestaros siempre que me escribís pero escribir para no recibir respuesta pues tampoco. A veces parece que escriba para la pared y eso que el número de visitas sigue más o menos estable lo cual me hace preguntarme si la gente es tímida o piensa que me los voy a comer. Digo que me dan igual las visitas y los comentarios pero al mismo tiempo me quejo de la falta.

¿No será que lo que escribes no interesa a tu público? Pues igual pero tratándose de un blog de lectura lo lógico es escribir sobre las lecturas que voy haciendo no hablar de novedades como en otros sitios. Este blog nunca ha ido reseñando novedades ni libros actuales, tampoco ha ido siguiendo la moda sino que yo como lector voy a mi bola y me da lo mismo que el libro haya salido en el siglo XXI, el XX o el XIX. Me ha dado siempre igual porque ha sido mi elección y no porque haga colaboraciones o persiga todo lo comercial que aparece.

Sobre el reto...

Comenzar el reto de leer cien libros a lo largo del año empezó como una aventura interesante pero a día de hoy, 28 de noviembre llevo 69 libros contabilizados. Muy lejos de la meta propuesta ya que debería llevar 80 por ejemplo si quiero cumplir. Sin embargo a medida que iba avanzando el año he ido dándome cuenta que leer cien libros en un año no es tan fácil y no contaba con los periodos de examen en la universidad por ejemplo. Tiene sus partes positivas y negativas. Entre las positivas están el conocer autores nuevos e historias interesantes pero en la negativa me quito tiempo para leer porque al querer ir a buen ritmo iba leyendo entre tres y cinco libros a la vez, encadenando uno con otro y ha terminado lógicamente cansándome hasta el punto de no disfrutar de algunas lecturas, algunas veces ni me apetecía leer.

Y alguno podréis pensar: ¿por qué no leer libros cortos de cien páginas o así? No todos los libros de menos de cien páginas son sencillos de leer. Por ejemplo Moderato cantabile a pesar de lo corto que es tiene mucha profundidad y no estoy del todo satisfecho porque siento que me he perdido algo.
Como voy de legal no he incluido los cómics que he estado leyendo desde septiembre. Se supone que el reto iba de libros aunque haya metido a Shakespeare y Lope de Vega al ser teatro o los relatos de Barcelona Negra.

De manera que corto aquí y que le den al reto. He leído libros interesantes sugeridos por los amigos del grupo de WhatsApp y viendo algunas lecturas de booktubers y bookstagramers. Por culpa de algunos de vosotros he leído Lejos del mundanal ruido, El ruletista, Siempre hemos vivido en el castillo… por esa parte estoy contento. Esto me hace darme cuenta que no puedo auto imponerme retos a largo plazo porque no los llevo a término y leer lo hago por disfrute de manera que no me meteré en más berenjenales e iré a mi bola.

Todo lo mejor - César Pérez Gellida

miércoles, 21 de noviembre de 2018


Edición: Suma de Letras
Páginas: 611
País: España
Tapa blanda
Dónde lo compré: Librería El Corte Inglés

Después del asombroso final de Konets que da cierre a ese futuro tal vez no muy lejano creado para Khimera, César Pérez Gellida acaba de volver con una trama completamente diferente ambientada en el Berlín de 1980, el Berlín del Muro, una ciudad dividida en dos y controlada por las principales potencias mundiales, en el lado oriental el bloque comunista, en el occidental el bloque capitalista. Me ha recordado un poco a Philip Kerr por la estupenda ambientación que se hace de Berlín de 1980, cuando el espionaje controlaba las idas y venidas del contrario.

Viktor Lavrov miembro del KGB es enviado a Berlín para hacerse cargo de una delicada misión de espionaje que tiene como objetivo capturar un elemento hostil del bando contrario. Durante una visita al primer ministro Viktor se encuentra casualmente con Otto Bauer, un inspector de homicidios que busca ayuda para resolver los asesinatos de varios niños. Viktor entra en contacto con él a raíz de escuchar como el primer ministro no quiere publicidad sobre un hipotético asesino en serie en la ciudad. Más tarde, Viktor charla con Otto descubriendo un patrón similar en las heridas y causas de la muerte de niños y niñas que han aparecido flotando en varios puntos del río X. Alguien se dedicaba a hacerles cortes aparentemente superficiales ya que tienen distintos grados de curación. Para hacer más difícil la búsqueda, nadie ha reclamado los cuerpos, niños que al parecer no tienen familia, solos.

Compré este libro el mismo día que salía a la venta y lo he disfrutado como un enano. Pérez Gellida vuelve a conseguir engancharnos siguiendo su modus operandi habitual. Estos nuevos personajes Otto y Viktor enseguida llaman la atención y nos invitan a seguirles. Me ha gustado mucho la forma de relacionarse entre ellos y las sorpresas que el autor tenía con cada uno. Me ha gustado también el personaje de Birgit, la hermanastra de Otto, muy dinámica y llena de recursos para colaborar en la investigación.

¿Se puede leer esta novela sin haber leído antes las dos trilogías además de Khimera y Konets? Yo diría que sí aunque si es la primera vez que vas a leer a Pérez Gellida debes saber que esta novela es auto conclusiva pero es bueno leer primero la saga que no te va a defraudar. O sí. Quizás no te guste el estilo qué se le va a hacer.

Reto 100 Libros Nº 65

Las olas - Virginia Woolf


Título original: The waves
Edición: Lumen
Páginas: 302
País: Reino Unido
Tapa blanda
Traducción: Andrés Bosch
Ubicación: Biblioteca Regional de Murcia

Las olas es una de las obras más aclamadas de Virginia Woolf por su peculiar estructura. Tenemos seis personajes principales que hablarán uno tras otro pero siempre entremezclados y sin previo aviso. Son seis amigos que narran su forma de ver el mundo desde que son preadolescentes hasta la madurez. Neville, Louis, Bernard, Susan, Jinny y Rhoda han veraneado juntos. Después acuden al colegio por separado, ellos a un colegio para chicos y ellas a una escuela de señoritas. Con su particular forma de ver la vida, cada uno de ellos nos hablará de sus vivencias, de cómo sienten su presencia en el mundo, la presencia de los demás, la opinión que tienen sobre profesores, amigos, desconocidos de la calle o del vagón de tren… al mismo tiempo que observan el mundo que les rodea desde el vuelo de un pájaro, cómo incide la luz en determinados objetos, el viento…

Tal y como anuncia el título, las intervenciones son como las olas. Cada intervención llega y da paso a otra sin romper la continuidad pero unas veces hablará Neville seguido de Rhoda y otras hablará Neville pero le seguirá Bernard y después Susan pero tranquilo lector que no hay posibilidad de perderse. Pero tampoco es la mejor novela para comenzar leyendo a la autora para eso es mejor empezar por Una habitación propia. El año que viene buscaré alguna recopilación de relatos como Londres que he oído hablar muy bien de ellos.

Reto 100 Libros Nº 64

La cuna caerá - Mary Higgins Clark

jueves, 15 de noviembre de 2018


Título original: The cradle will fall
Edición: Círculo de lectores
Páginas: 304
País: Estados Unidos
Tapa dura
Traducción: Clara Janés
Ubicación: Biblioteca de La Ñora (Murcia)

Mary Higgins Clark es una autora que llevo años leyendo pero tengo un problema y es que todas sus protagonistas me parecen iguales, la mayoría vinculadas al Derecho, he leído un par que pertenecían a la oficina del fiscal del distrito, otras veces son madres o mujeres casadas pero siempre se me hacen las mismas. Si fuera el mismo personaje como una serie pues vale.

Katie DeMaio sufre un accidente de coche y tras ser intervenida queda en observación en una clínica. Aturdida por el efecto de los calmantes intenta respirar aire fresco abriendo la ventana cuando entonces ve a un hombre cargando con algo pesado entre los brazos cubierto por una sábana. Al día siguiente pensará que se trata de un sueño pero antes de que el hombre pueda meter en el maletero del coche su carga, la sábana se desliza revelando el rostro de una mujer muerta.

Chris Lewis descubre el cadáver de su mujer, Vangie, al parecer se ha suicidado ingiriendo cianuro. ¿Qué ocurrió para que una mujer que estaba a punto de dar a luz tome esa decisión tan drástica? ¿Y si fuera un asesinato? Varios detalles hacen pensar que Vangie Lewis no se suicidó y que el principal sospechoso no es otro que su marido que tiene una aventura con otra mujer.

De esta novela me ha llamado mucho la atención la trama organizada junto al criminal. Nunca antes había leído algo parecido en el repertorio de la autora. Deciros que el asesino se sabe quién es desde el principio. Es una de esas veces que asesino y detectives trabajan al mismo tiempo. Mientras el asesino busca cubrir sus huellas, los detectives buscan cualquier indicio. En este caso se van a centrar en la personalidad de la víctima, bastante peculiar ya que se la consideraba una mujer odiosa, dramática, egoísta y celosa.


La autora
Mary Theresa Eleanor Higgins Clark Conheeney nació en el barrio del Bronx, Nueva York el 24 de diciembre de 1927. Sus novelas de misterio se han convertido en grandes éxitos pero en sus primeros tiempos fue difícil salir adelante ya que se dedicaba a escribir pequeños cuentos y guiones para la radio. Su primer marido murió dejándola casi en bancarrota. El gran éxito llega con la novela ¿Dónde están los niños? Desde entonces su carrera fue meteórica. Su hija Carol también es escritora de misterio, escribieron juntas la novela corta Secuestro en Nueva York.

Otros libros: Un grito en la noche, En defensa propia, ¿Dónde te escondes?

Reto 100 Libros Nº 63

El signo del miedo - Margery Allingham


Título original: The sign of fear
Edición: Impedimenta
Páginas: 281
País: Reino Unido
Tapa blanda
Traducción: Guillermo López Gallego
Ubicación: Biblioteca Regional de Murcia

Mi primer encuentro con esta autora contemporánea de Agatha Christie ha sido muy agradable y entretenido. El signo del miedo es la quinta entrega de la serie que Allingham escribió con Albert Campion como protagonista. Yo no lo sabía y cogí este título de la biblioteca porque me llamó la atención. Pensaba empezar por Más trabajo para el enterrador pero no hay manera de que esté disponible y vi que había más novelas de la autora. Tendrá que esperar al año que viene. Si estáis interesados la primera novela de Campion es Crimen en Black Dudley.

Albert Campion es un joven distinguido heredero de un pequeño país en la costa del Adriático, es el Paladín Hereditario de Averna y utiliza un pseudónimo para ejercer sus dotes detectivescas. Esta novela arranca con Guffy Randall encontrándose casualmente con Campion y sus compañeros en un hotel de la Costa Azul. Campion le confía que hay movimientos en la sombra queriendo hacerse con el reino de Averna robando los documentos que prueban su ligadura a Inglaterra. Junto a sus amigos Mr. Eager-Wright, Farquharson, Guffy Randall y Lugg, su sirviente, Albert Campion se dirigirá a lo más recóndito de Inglaterra para encontrar las pistas que lleven a los documentos.

Esta novela está plagada de personajes heroicos y malvados bien diferenciados. Campion y sus amigos llegarán a la pequeña población de Pontisbright donde se hospedarán en el molino de los hermanos Fitton que viven junto a una tía y un ayudante. Cada uno de ellos es una pincelada de humor inglés mezclada con el afán de aventura. Toda la novela es una aventura persiguiendo mitos siendo a la vez hostigados por sus enemigos.


La autora
Margery Allingham nació en Londres en 1904 siendo la hija mayor de una familia de escritores. Escribía desde su niñez y apenas superada la adolescencia empezó a publicar sus novelas. Su personaje más conocido es Albert Campion que protagoniza diecisiete novelas y una serie de relatos. Su éxito se codeó con autoras de prestigio como Agatha Christie, Dorothy L. Sayers, Iris Murdoch o A. S. Byatt.

Reto 100 Libros Nº 62

El diario de Edith - Patricia Highsmith

miércoles, 14 de noviembre de 2018


Título original: Edith’s Diary
Edición: Anagrama
Páginas: 381
País: Estados Unidos
Tapa blanda
Traducción: José Luis López Muñoz
Dónde lo compré: Letras y Tragos, Murcia

Edith y Brett Howland se trasladan a vivir a Pennsylvania a una pequeña ciudad llamada Brunswick Corner junto a su hijo Cliffie. Precisamente el chico tiene preocupada a su madre ya que no parece interesarse por las mismas cosas que los chicos de su edad aunque tampoco le da la mayor importancia, no todos los chicos son iguales pero a medida que Cliffie crece se va viendo que su futuro no se va a parecer en nada al que pensaban sus padres.
Brett escribe artículos para el periódico local al igual que Edith pero sus artículos apenas tienen aceptación ya que se consideran demasiado subversivos. La mujer encuentra una vía de escape escribiendo en su diario que guarda celosamente en su estudio.
La tranquila vida de los Howland da un pequeño giro cuando Brett lleva a vivir con ellos a su tío George que vive solo y últimamente la espalda le ha estado dando problemas. Para Edith no es agradable tener a ese hombre en casa suponiendo una fuente de continuas molestias pero la cosa empeorará cuando Brett le anuncie que está enamorado de otra mujer.

Siempre que leo a Patricia Highsmith me sorprendo con su facilidad para crear una atmósfera atrayente en cualquier escenario. En esta novela es radical porque se traslada a la vida familiar y doméstica de Edith. Los inconvenientes de tener a un enfermo en casa sumada a la marcha de su marido y el comportamiento cada vez más retraído de Cliffie hacen que busque una forma de desahogo en su diario llegando a escribir notas alejadas de la realidad con las que Edith poder digerir los disgustos. Los personajes centrales son ella y su hijo. Cliffie es un muchacho extraño, no tiene interés en los deportes ni en las chicas, es peor leer la versión de su niñez que la de adulto. Pero a diferencia de David Kelsey no lo aborreces.

Reto 100 Libros Nº 61

Resultado del Leo Autoras Octubre

martes, 13 de noviembre de 2018



Esta vez os voy a contar cómo fueron mis lecturas del mes dedicado a las autoras. Para empezar me impuse tres lecturas pensando que las iba a cumplir. Escogí a Patricia Highsmith, autora que conozco y que leí rápidamente. De la biblioteca de casa escogí dos autoras que no conocía, Amy Tan y Zoé Valdés ¿qué creéis que pasó? Pues lo de siempre. Que no puedo imponerme lecturas porque no las cumplo. Primero abandoné el de Amy Tan por no conectar con la trama seguido de la carga lectora que llevo por el reto que tampoco voy a terminar. Leí unas cien páginas del de Zoé Valdés pero como ya sabéis, al mismo tiempo quería terminar con Lejos del mundanal ruido y con los otros libros que llevo a medias. Total que también lo he dejado porque no le estoy haciendo caso. En cambio añadí cuatro lecturas que sí que culminé leyendo de nuevo a Shirley Jackson y Mary Higgins Clark y leyendo por vez primera a Chimamanda Ngozi Adichie y Margery Allingham.

Tal que así será mi castigo


Los libros que he leído en octubre han sido estos
Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo
La maldición de Hill House
El diario de Edith
El signo del miedo
La cuna caerá

Para el año que viene no me voy a auto imponer retos ni libros. Dejaré que la cosa vaya fluyendo. El año pasado me fue mejor, leí 82 libros sin presiones.