Nada de Carmen Laforet

martes, 12 de diciembre de 2017

He aquí un libro que me ha gustado de veras y que se ha convertido en una de las mejores lecturas en lo que va de año. Y no lo digo por el postureo ya que lo he leído ahora y no cuando estuvo en boga hace unos meses con tantos parabienes. Tampoco pienso hacer como algunos y solo quedarme con este libro y no leer más a Laforet, creo que va a ser interesante.


Nos situamos en la Barcelona de la posguerra. Ha terminado la Guerra Civil, los barceloneses más humildes sobreviven como pueden mientras los más acomodados viven con holgura. Entre estos dos mundos podemos situar a la familia de la calle Aribau donde Andrea, nuestra protagonista, pasa a vivir con sus parientes. Andrea hasta entonces ha vivido con una prima paterna y ahora con dieciocho años quiere ir a la universidad, tiene una pensión modesta y la ciudad puede ser un gran sitio donde crecer. Para ello contará con la protección personal de Angustias, hermana de su madre que la controla con mano de hierro. Cuando Andrea llega al piso familiar de la calle Aribau encuentra un frente en constante tensión. Las peleas monumentales entre sus tíos Juan, Román y Gloria, las peleas con la propia Angustias, la inocencia a veces de la anciana abuelita, los resquemores de Antonia, la criada. Un rosario de insultos, golpes y vejaciones que se suceden unos a otros. Andrea es testigo de todo esto al tiempo que va descubriendo su propio camino.

Nada me ha parecido una novela increíble con unos personajes a cual más rocambolesco. Mi preferida es Angustias con su guardapolvo y sus repetidos reproches a la sobrina para “enderezarla” y convertirla en una buena chica. Román y Juan han sido dos personajes muy parecidos y a la vez diferentes con sus broncas y entre Juan y Gloria reprendidos suavemente por la abuelita que vive en su propio mundo. El ambiente de la casa es opresivo, las descripciones lo reflejan a la perfección y qué contraste entre el ambiente del piso con los nuevos amigos de Andrea, los artistas bohemios tan idealistas y liberales. Las calles son también una vía de escape para Andrea haciéndonos un retrato de la Barcelona de los años cuarenta.


La autora
Carmen Laforet nació en Barcelona el seis de septiembre de  1921. Su padre fue un arquitecto barcelonés y su madre una profesora toledana. Vivió su infancia y adolescencia en Gran Canaria donde su padre enseñaba en la Escuela de Peritaje Industrial. En 1939 se trasladó a Barcelona para estudiar Filosofía, carrera que no terminaría y después en Madrid comenzó Derecho pero tampoco terminó. En 1945 publica su primera novela ganadora del Premio Nadal. En 1946 se casaba con Manuel Cerezales, periodista y crítico literario. Se divorciarían en 1970. Siendo mujer escritora en el franquismo su carrera fue poco considerada por el ambiente poco tolerante hacia la mujer. En sus cartas se muestra su desasosiego ante esta y otras cuestiones de su vida. Falleció en Madrid el veintiocho de febrero de 2004 víctima del Alzheimer.

Obras
Nada 1944
La isla y los demonios 1952
La mujer nueva 1955
La insolación 1963
Al volver la esquina 2004

Novelas cortas y relatos
El piano 1952
Un noviazgo 1953
La llamada 1954
Los emplazados 1954
El viaje divertido 1954
La niña 1954
Un matrimonio 1956
La niña y otros relatos 1970
Rosamunda en Cuentos de este siglo 1995
Al colegio en Madres e hijas 1996
Carta a don Juan 2007
Romeo y Julieta II 2008

Otros
Gran Canaria 1961 Libro de viajes
Paralelo 35 1967 Libro de viajes
 Artículos literarios (Recopilación) 1977
Mi primer viaje a USA 1981 Libro de viajes
 Puedo contar contigo (1965-1975) Epistolario con Ramón J. Sender 2003
De corazón y alma 1947-1952 Epistolario con Elena Fortún 2017

El misterio de Sittaford de Agatha Christie

domingo, 10 de diciembre de 2017

The Sittaford mystery es una novela de 1931, tal vez uno de los títulos menos conocidos de la autora, otras novelas han estado siempre en primer lugar quitando protagonismo a algunas de las primeras creaciones de Agatha Christie. La edición universalmente conocida, Editorial Molino, la encontré en la Feria del libro de Murcia. Es el último que leo con respecto a las historias no vinculantes con los personajes estrella.


Los vecinos de Sittaford están intrigados por la repentina aparición de las Whillett, madre e hija, que han alquilado la mansión del capitán Trevelyan para pasar el invierno. Nadie se explica por qué alguien haría semejante cosa conociendo los crudos inviernos de la zona pero parecen dos alocadas ricachonas que tienen un capricho pasajero. La casa la alquilan a buen precio y Trevelyan parece no tener inconveniente en trasladarse a la cercana localidad de Exhampton. El mayor Burnaby, uno de los alquilados acepta tomar el té en la mansión junto con algunos amigos. Para amenizar la velada se propone celebrar una sesión espiritista. Para estupor de todos reciben un mensaje anunciándoles la muerte del capitán Trevelyan. Sin tiempo que perder, el mayor Burnaby desafía la ventisca para comprobar si su amigo se encuentra bien. Al llegar a Exhampton descubre el cadáver de su amigo, lo han asesinado.

La novela se nota que es de los primeros casos que entremezclaba un poco de humor con el romance y el crimen misterioso. No lo digo como experto sino porque tiene trazas de novelas como Trayectoria de boomerang. Encontramos al inspector Narracott, encargado de esclarecer este asesinato. El inspector es un hombre avispado que procede con orden y método. Tienen un candidato a culpable en la figura de Jim, un sobrino de Trevelyan que había ido a verle por una cuestión de urgencia. Nadie más aparte de los familiares del muerto parecen tener una razón para matarle. Para los familiares es un alivio aparecer en el testamento. Emily Trefusis, prometida de Jim, unirá sus fuerzas con el joven Charles Enderby para descubrir al verdadero culpable antes de que todos achaquen la condena a Jim por ser un sospechoso conveniente. El periodista y Emily hacen buena pareja según todos los que apuntan a que entre ellos surgirá el amor. Emily es decidida, un personaje que tiene poco que envidiar a Bundle o Anne Beddingfeld mientras que Charles es el periodista listillo que cree manejar la situación conforme va encontrando pequeñas pistas. Lógicamente el lector no tiene que perder de vista a las Whillett, ¿por qué esa elección de vivienda viniendo ellas de un lugar tan cálido como África? Tampoco hay que dar la espalda a la familia de Jim, aparte de él sus hermanos y su tía se benefician de esta muerte. Trevelyan era un hombre difícil y al parecer se lo buscó.

Romeo y Julieta de William Shakespeare

sábado, 9 de diciembre de 2017

Quizás la obra más conocida de todo su repertorio a pesar de que las hay muchísimo mejores. Mi edición forma parte de la colección de los cien clásicos del milenio que se podía adquirir en 1999 comprando el periódico El Mundo. Digo que habiendo obras mejores como Macbeth u Otelo pusieron esta. Se nota el cariño que le tengo.


Romeo y Julieta pertenecen a dos familias que se odian, Capuleto y Montesco. Ellos se enamoran locamente y están más que dispuestos a luchar por este amor que no conoce de odios y rencillas sino el más puro amor juvenil que todo lo puede. Romeo y Julieta están dispuestos a pasar por encima de sus familias, aunque para ello tengan que morir. A grandes rasgos es un resumen sin muchos destripes. No me gustó para nada. Siempre esperé que al leerla encontrase ese romanticismo que ha enamorado a tanta gente a lo largo de siglos pero no lo he encontrado.

Primero que tanto Romeo como Julieta son dos niños, no son ni adolescentes. Esa trama que podría haber sido mucho más se pierde con tanto diálogo cursi, esos padres, esos amigos. Me dio todo igual. La muerte del amigo, la muerte de los protas, los llantos, menudo aburrimiento. De Shakespeare las hay muchísimo mejores. Seguro que hasta la menos graciosa es mejor y todo.


Yo no soy experto en teatro ni estudioso de la figura de Shakespeare. Solo me he dedicado a leer obras que encontraréis en el blog y el medio resumen que hice de su vida, nada más. Que no me las doy de listillo cuando me pongo en plan hater pero a uno le gusta ser sincero cuando aborrece una cosa y por ser un clásico universal no hay por qué reverenciarlo. Que fue un despropósito. No lo leáis. Id por las otras porque esta tragedia es un espanto.

Macbeth de William Shakespeare

Es una de las obras más conocidas y más estudiadas de William Shakespeare y la más oscura de todas al incluir escenas de violencia y ocultismo representado por las tres brujas que auguran a Macbeth un oscuro futuro. Es una de mis obras favoritas junto a Otelo y Hamlet. La edición es Austral, una colección de pequeño tamaño que podéis encontrar por 2,95 en librerías.


Macbeth es pariente y vasallo de Duncan, rey de Escocia. Tras visitar a tres brujas que le revelan que va a ser rey, habla con su esposa, Lady Macbeth quien no vacila en ayudarle a preparar el asesinato de Duncan mientras se encuentra hospedado en su castillo. Tras el brutal asesinato los hijos de Duncan huyen a Inglaterra e Irlanda respectivamente mientras Macbeth se hace con la corona. Pero algunos como MacDuff no aceptan la supremacía del nuevo monarca y sufren las consecuencias.

Si algo me ha gustado de esta obra es la gran cantidad de muertes y crueldad que Shakespeare incluyó, aunque algunas anotaciones a pie de página advierten de que quizás algunas escenas como la aparición de Hécate con las brujas no son obra del autor. Pero en cuanto a muerte y drama es superior a otras y además está en verso que la hace más interesante. Macbeth ha sido un personaje redondo, alguien muy interesante que dejándose llevar por de nada menos que de tres brujas verá que sus opciones a ocupar el trono son propicias tras serle entregado el ducado. Además de contar con el apoyo incondicional de su esposa.

Sin embargo quien juega con la oscuridad y cree salirse con la suya está muy equivocado y eso que tiene advertencias, aunque crípticas, más que suficientes para tener cuidado y es que las fuerzas de la oscuridad siempre se cobran su precio. Este mal, esta oscuridad, es representado por las tres brujas sin nombre y por Hécate que las ayuda a lanzar su maleficio junto con otras tres brujas de escasa aparición. Aquí se advierte de que esta parte quizás no fue escrita por el propio Shakespeare.
El final, como toda buena tragedia de Shakespeare no es feliz y Macbeth se enfrentará a su destino.

Hamlet de William Shakespeare

Número 3 de la colección joyas del milenio que se podía adquirir en 1999 comprando el periódico El Mundo. Archiconocida obra, la historia de Hamlet es una de mis obras preferidas de Shakespeare. Esta tragedia comienza con la sombra del difunto rey de Dinamarca revelando a su hijo Hamlet cuál fue la naturaleza de su muerte. Su hermano Claudio, ahora rey, le envenenó e hizo creer a todos que fue efecto de la mordedura de una serpiente. Hamlet promete vengarse y trama un plan para acabar con su tío y con su madre.


Antes de saber la verdad, Hamlet se enfureció cuando su madre, la reina Gertrudis, contrae matrimonio con su cuñado Claudio. Cosa muy mal vista ya que se consideraba que una viuda nunca debería casarse con el hermano de su marido, se ve feo. Un ejemplo en la historia de Inglaterra se puede ver en el matrimonio de Catalina de Aragón con Arturo de Inglaterra, tras su muerte, la hija de los Reyes Católicos se casó con Enrique, su cuñado. El motivo que esgrimiría Enrique para anular su matrimonio y poder casarse con Ana Bolena era que su esposa había sido la viuda de su hermano. En el caso de Hamlet, Gertrudis continúa siendo reina pero en lugar de pasar el trono a Hamlet, es Claudio el que porta la corona. ¿Tal vez Hamlet era menor de edad, no estaba capacitado para reinar?

La obra cuenta con personajes de gran personalidad empezando por el protagonista con unos monólogos en solitario muy profundos y a la vez en compañía confundiendo a todos con sus ocurrencias de loco. La personalidad de Claudio es mezquina mientras que Gertrudis no comprende lo que está sucediendo y manifiesta aversión por la inestabilidad de su hijo. Polonio representa la fidelidad del sirviente que muere como castigo por esta lealtad que profesa al nuevo rey. Laertes representa la nobleza, Ofelia la pureza e inocencia. Es el personaje más honesto de la obra. Horacio representa la amistad hacia Hamlet, la camadería.


El grupo español Tierra Santa le dedica una canción llamada Hamlet en su disco Indomable.

El Rey Lear de William Shakespeare

Escrita entre 1605 y 1606. Forma parte de la edición de 1983 de Mundo Actual de Ediciones que incluye en el mismo volumen Otelo, Julio César y Coriolano.


El rey Lear nota el peso de los años y decide dividir su reino entre sus tres hijas Goneril, Regan y Cordelia según el afecto que estas le profesan. Las dos primeras no dudan en adular al padre mientras que la pequeña afirma que le ama porque así lo dicta su deber como hija. Enfurecido con ella, Lear la expulsa del reino y entrega este a sus dos hijas mayores. Muy pronto Goneril y Regan reniegan de los acuerdos llegados con su padre y lo expulsan de su castillo. El rey enloquece y vaga por los bosques acompañado por su bufón.

Es otra de mis tragedias favoritas. El drama está asegurado ya que mientras Goneril y Regan echan a su padre, Cordelia es acogida por el rey de Francia que le muestra su apoyo incondicional. Por otro lado aparecía el conde de Gloucester acoge al rey Lear pero su hijo bastardo Edmundo se pone de parte de las hermanas. Edgardo, hijo legítimo del conde. En medio de la red de envidias y locura se gesta la lucha por recuperar el trono. Como mujeres fatales me gustaron mucho Regan y Goneril, ambiciosas y malas como ellas solas. Cordelia era el contrapunto, la hermana buena y leal. Edmundo y Edgardo eran otro contrapunto, el primero, bastardo celoso que se sabe de qué pie cojea y el otro bueno y melodramático. Mi favorito desde luego es el rey, su ingenuidad y posterior descenso a los infiernos es magnífico.


Otelo de William Shakespeare

Escrita en 1604 y publicada en 1622. La obra forma parte de la edición de 1983 de Mundo de Actual de Ediciones que incluye El Rey Lear, Julio César y Coriolano.


Desdémona se casa con Otelo sin contar con el permiso de su padre, el senador Brabancio que no puede perdonarla. Yago, alférez de Otelo, se muestra celoso de sus éxitos y junto con Rodrigo trama la perdición del general fomentando los celos del hombre al que hacen creer que su esposa se entiende con Casio, amigo de su esposo. Otelo creyendo que su esposa le es infiel monta en cólera y acaba con la vida de Desdémona.

Es una de mis tragedias favoritas de Shakespeare. Los celos, principal hilo de esta obra, están bien llevados por el pérfido Yago que solo actúa por sus propios celos y ambición. Otelo, llamado el moro, había puesto sus armas al servicio del Dux de Venecia y sus éxitos militares provocan la envidia de Yago que no soporta que un moro, como él lo llama, tenga tanto poder. La desestabilización de la amistad entre Casio y Otelo es fácil. Otelo es un hombre celoso y no tarda en caer en la trampa a pesar de que Desdémona y Casio siempre le han sido favorables pero bastan un par de pequeñas argucias para barrer toda confianza. Un hombre de carácter tan voluble que ante la primera duda se deja llevar es muy peligroso.